Reventon rueda
Hincha demasiado un neumático de su coche… y esto es lo que ocurre
Sut russian grand  1677754
Luz verde a las llantas de la polémica de Mercedes
87d9cba2-audi-r8-v10-plus-coupe-competition-14
Audi R8 V10 Plus Coupé Competition: Máxima exclusividad
Sut barcelona f1 t 1604766
Los test de pretemporada de Fórmula 1 ya tienen fecha y lugar
Etiquetado combustible anfac
7 claves sobre el nuevo etiquetado de combustibles

Detenido un joven que circulaba con su Lamborghini Huracán a más de 200 km/h

La noche no está exenta de radares ya sean fijos o móviles pensados para hacer sus labores en cualquier momento y detectar a conductores temerarios como este joven que circulaba con su deportivo italiano por Australia.

Sin titulo

Todos estaremos de acuerdo en que la opción más segura, tanto para ti como para los demás, y la más lógica si tienes necesidad de correr con tu vehículo de altas prestaciones es acudir al circuito local más cercano y soltar toda la adrenalina. Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con esta idea.

Este ha sido el caso de un joven de 27 años que circulaba por la noche con su Lamborghini Huracán a una velocidad mucho más alta de la que debía. Según informan desde 9 News, Hang Shu fue sorprendido por las autoridades cuando circulaba con su deportivo italiano a 208 km/h en una zona limitada a 80, en una carretera de Sídney, Australia.

Al parecer, el coche fue un regalo de bodas que había recibido justo cuatro días antes de este suceso. El joven, sin saberlo, pasó a toda velocidad justo al lado de un coche patrulla, siendo interceptado tras una breve persecución. Tras lo sucedido se le ordenó asistir al juzgado, pero no se presentó en dos ocasiones. Al final se emitió una orden de arresto y pasó una noche encerrado. Además, se le impuso una multa de 3.000 $ (2.500 euros al cambio) y la retirada del carné durante tres años.

Tenemos que admitir que no hace falta mucho esfuerzo para alcanzar una velocidad como esa en un coche como este. Con apenas pisar a fondo durante unos segundos el pedal del acelerador, el V10 de 5.2 litros con sus 580 o 610 caballos, dependiendo de la versión, sale disparado con celeridad en un abrir y cerrar de ojos. Pese a ello, nunca se deben acometer acciones como esta en las carreteras públicas.