Itv carroceria
Los 3 defectos de la carrocería considerados graves y que te impedirán pasar la ITV
Force india test aleron 2019 1
La normativa de 2019 no satisface a los jefes de equipo
Abt volkswagen touareg gr22 glossyblack 01-2
Volkswagen Touareg by ABT: Traje de gala
Norris-sainz
Norris: “Mi objetivo es vencer a Sainz en cada carrera”
Sin titulo
Así ha quedado este McLaren Senna tras un aparatoso accidente

Gasolina o diésel: ¿Cuál se avería menos?

¿Tiene más mantenimiento un coche de gasolina que uno diésel? ¿hasta qué extremo interesa más una opción que otra? En este artículo se detallan varias claves para tener una idea más clara. 

Mantenimiento-coche1

Desde el punto de vista técnico es evidente que existen muchas diferencias entre un coche de gasolina y uno diésel. El primero sale por lo general más económico a la hora de comprarlo, sin embargo, ahorrarás dinero llenando tu depósito con diésel cada vez que vayas a una gasolinera. 

Hasta aquí todo parece claro, pero ¿cuál de los dos será más beneficioso para el mantenimiento general de nuestro coche? ¿hay diferencia? Desde Castrol Carama nos ofrecen un estudio que detalla las diferencias entre ambos en este apartado. 

La pregunta que se plantea es la siguiente: ¿Es posible que eligiendo un coche que consume un determinado tipo de carburante tengamos menos averías que con uno que consuma el otro? Pues según Castrol Carama hay diferencias dado que en el caso de la correa de distribución, una avería relativamene común, se puede solventar más fácilmente si optamos por un diésel. 

Además, la correa de distribución tiene una vida útil estimada de entre 120.000 y 150.000 kilómetros en coches de gasolina y 200.000 en motores diésel. 

Sin embargo, los diésel requieren más atención en temas de contaminación respecto a los gases emitidos. No se trata de que contaminen más o menos tal y como te explicamos aquí, sino de las válvulas de recirculación de gases, que son las encargadas de reconducir parte del humo expulsado por el vehículo hacia dentro nuevamente, con lo que se consigue reducir las emisiones contaminantes. 

Los diésel requieren más atención respecto a las emisiones, no porque contaminen más o menos sino por el mantenimiento de las válvulas de recirculación de gases. 

El problema radica en que estas válvulas se terminan llenando de sustancias contaminantes y por lo tanto ensuciando y ocasionando un peor funcionamiento del motor. Está recomendado que su limpieza se realice cada 100.000 kilómetros aproximadamente. 

Asimismo, la elección entre gasolina o diésel también puede ocasionar que se tenga que visitar el taller con más frecuencia. La principal diferencia es la sustitución del filtro de combustible presente en los segundos. Este actúa como una barrera que impide que las impurezas puedan llegar a diferentes circuitos internos del vehículo. Su cambio puede parecer un problema con una solución costosa, pero ni se acerca a lo que sería si en su lugar hubiera que sustituir los circuitos y sistemas de inyección que se ven afectados por un filtro deteriorado.

A pesar de que los coches diésel necesiten visitar el taller mecánico más frecuentemente para asegurarnos, entre otros aspectos, del estado de su filtro de combustible, los gasolina no se encuentran exentos, ya que necesitan una revisión periódica del estado de sus bujías con el fin de comprobar que no almacenan desechos de aceite o restos de contaminante.