Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Diez jóvenes franceses imputados por informar sobre radares en Facebook

Desde un grupo creado en esta red social, los detenidos se dedicaban a informar sobre la ubicación de los puestos de control de velocidad, tanto fijos como móviles, una práctica totalmente prohibida en nuestro país vecino.

El fiscal de Aveyron (Francia) ha imputado a un grupo de diez jóvenes, acusados de informar a través de Facebook sobre la ubicación de los controles de velocidad en carretera. Al parecer, los detenidos habían creado un grupo en esta red social que se dedicaban a administrar y en el que sumaban ya más de 9.000 usuarios registrados, quienes se beneficiaban de una información completamente prohibida en Francia, la de la ubicación de los radares.

Al parecer, en primera instancia la fiscalía trato de cerrar la página en Facebook, algo que no pudieron llevar a cabo de modo que se vieron obligados a perseguir individualmente a los miembros del grupo, quienes han pasado ya a disposición judicial al tiempo que se ha abierto un debate en los medios de comunicación sobre el derecho de expresión en las redes sociales y la legislación vigente.

Lo cierto es que en Francia, están prohibidos tanto los avisadores como los detectores de radar o cualquier otro sistema como la red Coyote, que advierta sobre la posible ubicación de estos controles de velocidad. Sin embargo, estos jóvenes desafiaban con un simple smartphone y una cuenta en Facebook toda esta legislación y amparados en el derecho de expresión, avisaban en tiempo real al resto de usuarios quienes recibían esta información al instante.

Además, este espacio les permitía también expresar su opinión sobre estos controles y sobre los agentes que los realizaban, algo que tampoco ha pasado inadvertido para las autoridades que han acusado a alguno de los detenidos por insultar y difamar a los agentes públicamente.