Reventon rueda
Hincha demasiado un neumático de su coche… y esto es lo que ocurre
Sut russian grand  1677754
Luz verde a las llantas de la polémica de Mercedes
87d9cba2-audi-r8-v10-plus-coupe-competition-14
Audi R8 V10 Plus Coupé Competition: Máxima exclusividad
Sut barcelona f1 t 1604766
Los test de pretemporada de Fórmula 1 ya tienen fecha y lugar
Etiquetado combustible anfac
7 claves sobre el nuevo etiquetado de combustibles

Distracción fatal: esta conductora destroza un Ford Model A de 1931

A menudo los accidentes más tontos terminan con auténticas joyas sobre ruedas destrozadas pero cuando creíamos haberlo visto todo en este tipo de siniestros, nos hemos topado con uno de los vehículos más históricos implicados en uno de ellos.

Ford-model-a-accidente-1

Cuando el Ford Model A vio la luz, allá por el año 1927, el teléfono era un invento poco más que rudimentario y la humanidad ni siquiera soñaba con tener entre las manos un dispositivo similar a los smartphones que manejamos hoy día. Vivir en aquella época tenía muchos inconvenientes pero una ventaja muy clara: nadie podía chocarse contra tu vehículo por ir hablando por el móvil.

Bien pues para la desgracia de este Model A de 1931, uno de los últimos ejemplares fabricados, y también para la familia californiana que lo conservaba en perfecto estado desde entonces, esto es lo que les acaba de suceder. El Ford se encontraba perfectamente estacionado en la calle de una zona residencial cuando la conductora de un Toyota Corolla que iba distraída hablando por el móvil lo envistió en su zona trasera.

El impacto fue tan severo que el eje posterior del vehículo histórico se desarmó como si fuera de juguete. Entonces fue cuando, alertado por el sonido del impacto, William Smith, propietario del coche, salió corriendo para ver lo que sucedía y se encontró con la terrible escena y –para colmo– con la conductora intentando maniobrar para darse a la fuga. Smith, a la carrera, logró bloquear la salida del Corola por la parte posterior pero la autora del siniestro trató de salir por delante y volvió a golpear al Model A ahora en su rueda delantera izquierda, quedando la chapa del turismo nipón bloqueada en la misma.

Sin posibilidad de huir en coche y totalmente superada por las circunstancias, la conductora huyó despavorida a pie obligando a la policía a detenerla 20 minutos después en un vecindario cercano. Entonces fue, según informa The Drive, cuando confesó que iba hablando por el móvil y que su distracción le llevó a golpear al preciado clásico, unos argumentos que no impidieron que fuera detenida por su infracción de tráfico y por darse a la fuga.

Lo peor de todo es que los Smith habían restaurado por completo el coche de sus ancestros hacía sólo unos años y ahora tendrán un trabajo extra para tratar de dejarlo en las mismas condiciones si bien contarán con un presupuesto inicial de unos 5.000 dólares a cargo del seguro de esta conductora. Sin duda no es un importe justo, pero al menos servirá como base para su futura reconstrucción algo que desde aquí deseamos que se produzca cuanto antes.