Discovery-dgt
A menos de un mes para Semana Santa, la DGT estrena su nueva flota de coches
 mg 9580
La FIA trabaja en solucionar el problema de los semáforos
Porsche Cayenne Coupé
Porsche Cayenne Coupé: El Panamera se hace SUV
Collage rufus
¿Qué diantres es RUFUS y qué tiene que ver con Fernando Alonso?
Koenigsegg-jesko-ginebra
Agotado: Todos los Koenigsegg Jesko ya tienen dueño pero… ¿está todo perdido?

Batalla de roadsters: Audi R8 VS. BMW i8 VS. McLaren 570S VS. Mercedes-AMG GT

No son las versiones más potentes y salvajes del mercado, pero los descapotables que protagonizan esta drag race pueden presumir de transmitir unas sensaciones únicas y placenteras gracias a su techo retractil. ¿Quién ganará?

Sin titulo-2

Puede que durante el día de ayer te ofreciéramos una drag race un tanto peculiar protagonizada por cinco actores de un sector muy inusual en este tipo de pruebas, los pick-ups, por lo que hemos pensado en volver a las emocionantes y entretenidas pruebas de aceleración a las que estamos acostumbrados.

En esta ocasión, los rivales que se van a enfrentar entre sí son muy especiales y es que todos ellos son las versiones, probablemente, más llamativas y conmovedoras de sus respectivos modelos, es decir, las que pueden presumir del placer de conducción a cielo abierto, o dicho de otro modo, las variantes descapotables. No obstante, también debemos decir que su ausencia de techo les perjudica en el peso y prestaciones.

Pese a ello, los chicos de Carwow han juntado a los Audi R8 V10 Spyder, BMW i8 Roadster, McLaren 570S Spider y Mercedes-AMG GT C Roadster en una de sus típicas drag races, realizando salidas desde parado y en marcha, así como una curiosa prueba en la que primero tienen que plegar el techo de sus coches y después salir a toda velocidad.

Cada uno de ellos tiene especificaciones diferentes y ahora vamos a comentarlas. Si empezamos por el R8, nos encontramos con un modelo que recurre al propulsor más grande de todos los presentes, un V10 de 5.2 litros con 540 CV y un par máximo de 540 Nm, acompañado de un sistema de tracción quattro. Acto seguido, aparece el ejemplar con el sistema de propulsión más complejo, el i8 y su hibridación, con un propulsor térmico de 1.5 litros y otro eléctrico.

La lista continua con el modelo de Woking, el hermano menor del recién estrenado 720S Spider, con un bloque V8 biturbo de 3.8 litros y una potencia de 570 CV con un par máximo de 600 Nm. Por último, el ejemplar firmado por AMG. Un modelo que es el único con el motor en disposición delantera, un V8 biturbo de 4.0 litros con 557 CV y 680 Nm, transmitidos a las ruedas traseras.

Ahora que sabemos un poco más de ellos, es hora de descubrir quién ha sido el ganador de las pruebas. Vamos con el vídeo.