Audi-a1-filtrado-01
Audi A1 2018: Sus imágenes oficiales se filtran en la red
Fittipaldi
Fittipaldi: “Me encanta Hamilton, pero Fernando es el mejor”
Jorge lorenzo catalunya victoria 2018
Jorge Lorenzo repite triunfo en Montmeló y ya mete miedo
Whitmarsh
Whitmarsh: “Me da pena ver en lo que se ha convertido McLaren”
Eagle Squadron Mustang GT
Eagle Squadron Mustang GT: Vuelo rasante

El BMW i8 de la policía checa es la patrulla perfecta

Deportivo, prestacional y ecológico, así es el nuevo coche de la policía de la República Checa, todo un BMW i8 cedido por la casa bávara.

Coche-policia-republica-checa

Los miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad de todo el mundo se están malacostumbrando a recibir auténticos coches patrulla de ensueño. Hasta hace un tiempo, sólo contados casos como el de la Polizia italiana y alguna británica incorporaban a su flota espectaculares deportivos.

No obstante, en la actualidad vivimos un auténtico boom de deportivos policiales, una moda a la que ha contribuido muy especialmente Dubái –con más de una veintena de estos modelos– pero a la que se han sumado en los últimos días lugares tan tranquilos como Riverside, en Australia, o la República Checa, donde veremos patrullar a este espectacular i8 próximamente.

El BMW i8 de la policía de la República Checa ha sido cedido por la propia marca y estará de servicio al menos seis meses o 20.000 kilómetros, lo que antes se produzca. Después, no sabemos qué sucederá con un vehículo así, perfectamente decorado y provisto de sirenas, emisoras de comunicación interna y toda la dotación necesaria en materia de seguridad que requiere una patrulla policial. Sin duda, el acabado final resulta tan vistoso como intimidante, si lo vemos desde el lado de los 'cacos'.

La decoración policial incluye adhesivos en azul y amarillo, luces de sirena superiores y una serie de ledes integrados en la parrilla delantera.

Por supuesto, lo que tampoco le falta a este BMW i8 de policía es potencia, pues recordemos que su conjunto híbrido asocia un motor tricilíndrico de 1.5 litros a otro eléctrico para alcanzar los 362 caballos, los justos y necesarios para acelerar de 0 a 100 kilómetros/hora en 4,4 segundos y todo declarando un consumo medio de sólo 2,1 litros a los 100 km. Por supuesto, los agentes también se beneficiarán de su uso en modo eléctrico, que permite circular sin emitir emisiones hasta velocidades de 120 km/h y durante unos 40 kilómetros, aproximadamente.

El coronel de la policía checa, Tomas Lerch se apresuró a decir que estaba "encantado" con la oportunidad que le había brindado el grupo BMW. "Probar este tipo de vehículos ecológicos es una gran oportunidad", subrayó.