Coches-electricos-para-empresas-630x330
Los vehículos híbridos y eléctricos dejarán de ser silenciosos a bajas velocidades
Alonso adelantamiento-2
Así fue el espectacular triple adelantamiento de Fernando Alonso en Silverstone
Lexani-lm-extv
Lexani transforma la Mercedes Sprinter en la Camper sin límites
Toyota
Toyota responde a la sanción: “No hemos modificado esa pieza desde 2017”
Coches-diesel-emisiones
La caída de las ventas de diésel incrementa las emisiones medias de CO2 en el primer semestre de 2018

El Grupo PSA electrificará todas sus marcas para el 2025

Los planes del grupo automovilístico pasan por disponer de versiones híbridas y eléctricas en todas y cada una de las cinco marcas que componen esta compañía francesa. Por otra parte, volverán a vender modelos en el mercado estadounidense.

Untitled

Hace apenas un par de días os traíamos un estudio realizado por la consultora PwC acerca de los cambios que sufrirá la industria del automóvil en el futuro, más concretamente en el año 2030, recibiendo el foco de atención las tecnologías de propulsión híbridas y eléctricas, a la par que el coche autónomo y la movilidad compartida.

Siguiendo esta línea han llamado la atención unas declaraciones recogidas en el Congreso Mundial de Automotive News celebrado en Detroit donde el CEO del Grupo PSA, Carlos Tavares, ha hecho un repaso por los planes de futuro de la marca y ha confirmado que para el 2025 todas sus marcas de automóviles tendrán versiones electrificadas, ya sean modelos híbridos o eléctricos.

Según Tavares, “PSA será 100% eléctrica” y ofrecerá 40 modelos eléctricos en sus cinco marcas (Peugeot, Citroën, Opel, Vauxhall y DS) en todo el mundo para dicho año. Además, sus planes pasan por disponer de tecnología de conducción autónoma en el 80% de los vehículos de la compañía para el 2030, con el 10% recurriendo a los niveles 4 y 5.

Por otro lado, el Grupo PSA planea su desembarco en el mercado estadounidense después de estar ausente desde 1991, y la fecha que se han propuesto es el año 2026. Aún se desconoce cuál será la marca que cruce el charco pero todo apunta que será Opel la elegida, con nuevos modelos adaptados a las regulaciones del país en forma de híbridos y eléctricos.

La idea es recabar información sobre las preferencias de los consumidores estadounidenses antes de comenzar a vender coches allí, una tarea que comenzó el 2016 y que se prolongará durante los próximos diez años. En palabras del propio Tavares: “Un plan de 10 años nos da el margen suficiente para comprender correctamente este mercado crucial para lanzar los productos y servicios adecuados.”