Apoyo-ciudades-espaas-01
La OCU contra las etiquetas de la DGT:  No siempre un ‘Eco’ o ‘Cero’ contamina menos
Aleron delantero
Tost, asombrado con el alerón delantero de Ferrari: “Al menos, les da medio segundo”
Audi-rs-q4-01
Audi RS Q4: Con toda la garra y el tamaño justo
Caja de cambios
La FIA trabaja en cajas de cambio estándar para 2021
Lamborghini-terzo-millenio
El primer Lamborghini híbrido llegará en el Salón de Frankfurt 2019

El nuevo Seat León Cupra 2017 se enfrenta a 6 Huskies

¿Qué tienen en común el nuevo Seat León Cupra y un trineo tirado por seis perros? Descubre los motivos de este singular duelo protagonizado por Jordi Gené, un trineo arrastrado por seis perros y el coche más potente de la marca española.

Curioso este duelo que propone Seat. Un trineo tirado por seis Huskies, Alaskas y Siberianos se enfrenta a un Seat León Cupra conducido por el piloto Jordi Gené. ¿Pero en qué se parece un Seat León Cupra a un trineo tirado por perros? Sigue leyendo y descúbrelo.

La secuencia sucede en Laponia en el lago Pikku-Nissi, uno de los 188.000 que hay en Finlandia y que permite tanto a los coches como a los trineos tirados por perros cruzarlo sin problemas desde finales de año hasta mediados de abril.

Con este curioso vídeo Seat ha relacionado diferentes características del León Cupra con un trineo tirado por perros. Por ejemplo, destaca la resistencia de los perros, que son capaces de recorrer hasta 130 kilómetros en un día con los 300 caballos del Seat León Cupra.

Los Huskies se caracterizan por su resistencia y además está considerada como una de las 20 razas de perro más veloces. Son capaces de hacer travesías en cinco días, alcanzar velocidades máximas de hasta 40 kilómetros/hora y arrastrar cada uno su propio peso, unos 30 kilos.

Además, la adherencia de sus patas les permite correr sobre hielo o nieve a la misma velocidad. El Cupra en este apartado cuenta con neumáticos de nieve con clavos.

Para los huskies los -5 grados son una temperatura calurosa, ya que pueden 'trabajar' entre a -10 y -25 grados, gracias al pelo que les protege. Por otro lado los vehículos soportan pruebas de entre -40 a 110 grados.