Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

El permiso de circulación debe recoger el kilometraje real para evitar el ‘afeitado’

Desde mediados de enero debe quedar constancia del kilometraje real de cada automóvil en su ficha técnica para evitar la manipulación fraudulenta del kilometraje y el consiguiente encarecimiento del vehículo usado. El popularmente conocido como 'afeitado' de kilómetros es un delito penado con seis años de cárcel.

Según nos informa Ganvam desde el pasado 15 de enero, el kilometraje del vehículo debe aparecer registrado en el permiso de circulación, una medida requerida en numerosas ocasiones por esta asociación a la DGT y que ayudará a combatir la manipulación de los cuentakilómetros en los coches de ocasión.

Hasta el momento, y desde el 1 de enero de 2013, el kilometraje de cada automóvil era apuntado en la ITV cuando pasaba cada revisión, dato que con posterioridad era enviado a la DGT y quedaba registrado en sus archivos para que constase en el informe del vehículo. Esta medida resulta aún mucho más eficaz, porque en el momento de la compraventa de un automóvil podremos comprobar su kilometraje real en la documentación, desconfiando si no contamos con ese dato.

A partir de ahora, cada nuevo permiso de circulacion que emita la DGT ya sea por nueva matriculación, cambio de titular o duplicado, contará con dos datos fundamentales; por un lado el kilometraje y por otro la fecha de la próxima ITV. 

 

La manipulación de los cuentakilómetros es uno de los fraudes más extendidos en el mundo de la compraventa para hinchar artificialmente el precio de un vehículo. Cabe recordar que desde la entrada en vigor del último código penal, se trata de un delito perseguido y castigado con hasta seis años de prisión.

El popularmente conocido como 'afeitado de kilómetros' no sólo afecta al precio del coche en sí, sino que además se pone en peligro la seguridad del comprador, pues desconoce el estado real del automóvil que compra y de todos sus componentes, desconociendo si debe reponer elementos tan delicados como la amortiguación o los discos y pastillas de freno, lo que también conlleva un delito ecológico hasta que el vehículo vuelva a pasar por una ITV.