Ford-edge-nieve-01
Conducimos el Ford Edge 2019: Cuando el lujo no depende de una marca
Podium portada
Balance de la era híbrida en F1: 5 años, 100 carreras, y poca variedad
Audi etron gt concept video
E-Tron GT Concept: Todo sobre el próximo rival del Tesla Model S en vídeo
Carlos-sainz-test
Sainz asume la responsabilidad en McLaren para 2019
Kia-e-niro-dinamica-03
Probamos el Kia e-Niro: Seguramente, el eléctrico que esperabas

El Volkswagen Amarok pasa por las manos de Pickup Design

El modelo alemán recibe un gran conjunto de modificaciones tanto en su aspecto exterior como en el interior que sirven para potenciar su imagen y darle un carácter más agresivo. Desconocemos si la parte mecánica recibe cambios.

Vw-amarok-pickup-design-1

Dentro del mundillo aftermarket la mayoría de compañías centran sus esfuerzos en mejorar el aspecto y el rendimiento de los mejores deportivos del momento o de los SUV más llamativos del mercado. Parece que las pickups europeas no tienen toda la atracción suficiente para que los preparadores más conocidos del sector se fijen en ellas. Sin embargo, esto parece que está cambiando y algunos como Prior Design nos han mostrado sus nuevas ideas basadas en el Mercedes Clase X y ahora nos llega otro trabajo con otro modelo alemán como protagonista.

Hablamos del Volkswagen Amarok y del proyecto realizado por Pickup Design. Este preparador ha decidido darle un toque personal a la camioneta alemana y gracias a una serie de elementos novedosos en su carrocería, el Amarok potencia sus atributos y presenta una imagen más llamativa y agresiva.

Los principales cambios llegan con unas protecciones de plástico terminadas en color negro que se extienden por la zona frontal que rodea a las ópticas delanteras y siguen por un paragolpes que ahora cuenta con nuevas tomas de aire de mayor tamaño, protegido por unas protecciones metálicas. Si rodeamos el coche encontraremos unos pasos de rueda muy voluminosos que dejan hueco a unas llantas pintadas en negro y a unos neumáticos especiales off-road. En la zaga destacan un paragolpes modificado, unas protecciones en el contorno de los faros y un ligero spoiler. Todo ello se combina con unos vinilos que se extienden por la carrocería y con unas luces LED de alta intensidad alojadas en el techo.

En el interior, las modificaciones continúan y el cuero negro se antoja como el principal protagonista junto a unas fundas para los asientos con un grabado muy especial, los acentos marrones repartidos por el habitáculo y un volante que parece propio de un deportivo en lugar de un pickup. Así mismo, aparece una pequeña placa en la consola central que indica el número de unidad de entre las 500 que se fabricarán.

En la parte mecánica no sabemos si existirá alguna modificación que afecte a las suspensiones, frenos o tren de transmisión. Desconocemos si la potencia de los propulsores diésel V6 de 3.0 litros cambiará o seguirá siendo la misma, encontrando tres variantes con 163, 204 y 224 caballos.