Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Informe CO2: Estas son las 10 marcas que más emiten… y las 10 que menos

Ya están disponibles los datos de emisiones de CO2 referentes a 2018. ¿Qué marcas son las que más emisiones provocan? ¿y las que menos? 

Gettyimages-1079994004

Un nuevo informe realizado en toda Europa muestra como las nuevas tendencias del mercado influyen de forma decisiva en la contaminación y en concreto en las emisiones de CO2 dado que el promedio total aumentó en 2,4 gr/km hasta los 120,5 por km en 2018, el promedio mas alto de los últimos 4 años, según Jato Dynamics. Este informe analiza los datos procedentes de 23 mercados de Europa y ha confirmado una correlación directa entre las matriculaciones de automóviles diésel y el promedio al alza de emisiones de CO2.

El mercado del automóvil en 2018 ha registrado una tendencia muy clara. Con una mayor percepción pública contra los motores diésel combinada con las nuevas regulaciones gubernamentales WLTP la demanda de diésel ha disminuido en un 18% en 2018, un porcentaje muy representativo, si bien hay que acalarar que los datos están basados con NEDC y no con WLTP. 

Así lo explica el analista de Jato Dynamics Felipe Muñoz: “La introducción del WLTP en septiembre de 2018 ha sido un desafio para el mercado, ya que una gran cantidad de vehículos disponibles aún no han sido homologados. El aumento de CO2 es ciertamente preocupante y una mala noticia para los gobiernos y la mayoría de los fabricantes de automóviles. En lugar de avanzar, la industria está retrocediendo en un momento en que los objetivos de emisiones se están volviendo más duros”.

Analizando los datos con más perspectiva comprobamos que el valor total de las emisiones de CO2 ha disminuido de manera constante con respecto a 2007, pero comenzó a desacelerarse en 2016, ya que la caída se redujo de -4,1 gr/km en 2015 a -1,4 gr/km. Al mismo tiempo, el crecimiento de las ventas de automóviles diésel cayó de + 7% a + 1%. Esta tendencia se confirmó en 2017 con el primer aumento promedio de emisiones de CO2 en años (un 0,3 gr/km), y una caída del 8% en la demanda de automóviles diesel. Asimismo, el año pasado se produjo una variación aún mayor entre la demanda de diesel (-18%) y un aumento en las emisiones de CO2 (+2.4 gr/km).

La principal causa del aumento de emisiones del año pasado puede atribuirse a la disminución de la demanda de diesel. El promedio de emisiones para los automóviles diesel continuó siendo más bajo que sus contrapartes de gasolina (3,2 gr/km). Así lo explica Muñoz: “El efecto positivo de los automóviles diesel en las emisiones se ha desvanecido a medida que su demanda ha disminuido drásticamente durante el último año. Si esta tendencia continúa y la adopción de vehículos con combustible alternativo no se acelera, la industria tendrá que tomar medidas más drásticas para cumplir con los objetivos a corto plazo".

Aunque esta disminución de las ventas de diésel ha tenido un impacto directo en las emisiones, no ha sido la única causa. La llegada de nuevos SUV el año pasado, incluido el lanzamiento de 16 nuevos modelos, junto con un aumento en la demanda del tipo de automóvil también contribuyó al aumento general de las emisiones promedio de CO2 en Europa. De hehco, estas empeoraron en 1,4 gr/km, y el segmento de SUV contabilizó el 35% de las matriculaciones de automóviles de pasajeros el año pasado, el único segmento que registró un cambio positivo en 2018.

Esta situación provoca que los consumidores en Europa están optando por los vehículos con las emisiones más altas, por lo que el crecimiento de la industria se está produciendo a expensas de las emisiones más altas. El cambio en el tipo de combustible de diésel a gasolina, combinado con un aumento en los registros en el segmento de SUV, es crucial para comprender el incremento en las emisiones de CO2.

Esta realación entre disminución de ventas del diésel e incremento de emisiones de CO2 se advierte al anaizar las cifras por países: Solo tres vieron mejoras en las emisiones de CO2: Noruega, Países Bajos y Finlandia. En Noruega, la creciente popularidad de los automóviles eléctricos e híbridos (57% del mercado) fue lo suficientemente grande como para absorber la caída registrada por los automóviles diesel (-28%).

En los Países Bajos, la mejora se debió a un aumento en la demanda de AFV, los llamados coches alternativos (+ 74%) que representó el 11% del total. Sin embargo, este mercado aún depende en gran medida de los automóviles de gasolina, que representan el 76%. El peor registro se observó en el Reino Unido, que ha llevado a cabo una de las campañas más agresivas contra el diesel.

Por marcas, Toyota fue una vez más el líder entre los más vendidos con un promedio por debajo de 100 gr/km por primera vez desde que comenzó el seguimiento del promedio de emisiones de CO2. Esto se debe a que cuenta con una gama híbrida muy amplia y en 2018 el 60% de sus ventas se encontraban dentro del rango híbrido. Toyota también fue una de las 5 marcas que registró una mejora en comparación con 2017, con una caída de las emisiones de 1,4 gr/km. Esto se debe principalmente al éxito del Toyota C-HR. Nissan experimentó la mayor mejora gracias al Leaf, que se convirtió en el automóvil eléctrico más vendido de Europa en 2018. 

En cuanto a las marcas que se sitúan en el final del ranking, lógicamente son aquellas que tienen una gama de vehículos con más cilindrada y prestaciones y si a esto le añadimos que cuentan con grandes SUV, el resultado es el que aparece en el listado.