Etiquetado combustible anfac
7 claves sobre el nuevo etiquetado de combustibles
Sut gp3 series  rd 260154
Mercedes duda de la efectividad de los bordillos disuasorios
Ssangyong-rodius-2018
SsangYong Rodius 2018: puesta al día para todo un veterano
Mclaren
De Ferran, descontento con el rendimiento del McLaren
Accidente-plancha-de-madera-honda-port
Así ha quedado este Honda Civic por culpa de una carga no asegurada

Emisiones de NOx motores diésel: Bosch afirma tener ‘la solución’

En plena polémica sobre las mecánicas diésel Bosch afirma que tiene ya ultimada una tecnología que permite disminuir de forma drástica las emisiones de NOx producidas por estos motores. 

Diesel-emisiones

"Hay futuro para el diésel. Queremos poner fin, de una vez por todas, al debate sobre la desaparición de la tecnología diésel". Estas han sido las palabras con las que el CEO de Bosch, Dr. Volkmar Denner ha anunciado el lanzamiento de una nueva tecnología orientada a disminuir las emisiones de NOx de este tipo de motores. 

De hecho, desde la propia Bosch afirman que estos nuevos desarrollos pueden ayudar a los fabricantes de vehículos a reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) tan drásticamente, que les permitirían, ya hoy, cumplir con los límites futuros. Incluso en las pruebas RDE –‘Real Driving Emissions’–, las emisiones de los vehículos equipados con la nueva tecnología diésel de Bosch no solo están significativamente por debajo de los límites actuales, sino también con los que entrarán en vigor a partir de 2020. Lo mejor de todo, según Bosch, es que no se necesitan componentes adicionales que incrementen los costes, ya que se utilizan las tecnologías existentes.

Desde 2017, la legislación europea exige que los nuevos modelos de turismos probados según una combinación RDE de ciclos urbanos, interurbanos y de autopistas, no emitan más de 168 miligramos de NOx por kilómetro. A partir de 2020, este límite se reducirá a 120 miligramos. Pero incluso hoy en día, los vehículos equipados con la tecnología diésel que Bosch propone pueden alcanzar tan solo 13 miligramos de NOx en ciclos estándar RDE. 

La apuesta por el diésel es total ya que desde la propia Bosch aseguran que incluso con este último avance este tipo de motores aún no ha alcanzado su pleno potencial de desarrollo.

Incluso cuando se conduce en condiciones urbanas especialmente exigentes, donde los parámetros de prueba superan con creces los requisitos legales, las emisiones promedio de los vehículos de prueba de Bosch son igualmente bajas, 40 miligramos por kilómetro, un avance logrado en los últimos meses.

Para este registro se ha combinado una tecnología avanzada de inyección de combustible, un sistema de gestión del aire recientemente desarrolado y una gestión inteligente de la temperatura han hecho posible estos registros. 

De hecho, las emisiones de NOx pueden permanecer ahora por debajo del nivel legalmente permitido en todas las situaciones de conducción: independientemente si se conduce rápido o despacio, invierno o verano en autopista o en tráfico urbano. Además, estas medidas no repercuten en un aumento del gasto de combustible.

La apuesta por el diésel es total ya que desde la propia Bosch aseguran que incluso con este último avance este tipo de motores aún no ha alcanzado su completo potencial de desarrollo. De hecho los objetivos en materia de emisiones son muy ambiciosos y para lograrlos se pretende usar la inteligencia artificial. Se quiere crear un motor de combustión que, con la excepción del CO2, no tenga prácticamente impacto en el aire. El reto es que los futuros motores de combustión no produzcan mas de 1 microgramo de NOx por metro cúbico de aire.

Esta nueva tecnología ya está disponible y se basa en componentes que ya se usan en vehículos de serie. El sistema combina la nueva tecnología existente y no requiere ningún componente de hardware adicional. Por lo tanto, reducir las emisiones no hará que los vehículos diésel sean menos asequibles.