Mercedes-cls-prueba-captura
Prueba Mercedes CLS 350d: Súper clase para cinco
Sut united states  1690152
Alonso: “Mi intención nunca fue correr todo el año en Indy”
Dovizioso motegi q 2018 1
Dovizioso se impone en la lucha por la pole en Motegi
Sut united states  1690043
Sainz: “Una clasificación en mojado será un buen desafío”
Emisiones co2
Los coches nuevos vendidos en 2018 ya emiten más CO2 que los de 2017

Equus Trowback: Para los amantes del Corvette

Directo desde los Estados Unidos llega un producto artesanal dispuesto a conquistar el corazón de todos los entusiastas del deportivo de Chevrolet. Cuenta con un diseño personalizado y con un rendimiento al alcance de los mejores deportivos del momento.

Equus-automotive-throwback

En 2014 su nombre sonó muy fuerte gracias a un producto inspirado en el Ford Mustang de finales de los 60, con una mezcla de elementos Mopar repartidos por su carrocería, un interior personalizado y un potente motor heredado del Corvette ZR1. Se le conoció como Bass 770 y su creador, Equus Automotive, acaba de presentar un nuevo proyecto.

En esta ocasión dejamos de lado al caballo americano para pasar a otro modelo de la misma patria pero con un concepto diferente que le hizo muy popular en sus inicios y a día de hoy sigue siendo todo un referente de la deportividad al otro lado del charco. Nos referimos al Chevrolet Corvette, y en especial a la última creación de esta compañía que llega bajo el nombre de Trowback.

Lo más llamativo de este coche es un aspecto exterior que trata de devolver a la vida antiguos detalles presentes a lo largo de las distintas generaciones del Corvette. Partiendo de una construcción en fibra de carbono, encontramos una zona lateral que evoca al original, con una especie de lanza que divide la luna trasera al igual que hacia el ‘Vette’ coupé de 1963. En la parte frontal aparecen múltiples luces de pequeño tamaño, con dos focos centrales que centran el punto de atención y su capó cuenta con dos grandes aperturas pensadas para refrigerar todo el calor del propulsor. Sus ópticas traseras redondas recuerdan a las del modelo clásico y en su zaga destacan tres salidas de escape enormes.

En el interior encontramos materiales de alta calidad y un habitáculo que ha sido retapizado. El Alcantara es el principal protagonista y los asientos acolchados cuentan con un patrón en forma de diamante. Además, aparecen decoraciones metálicas repartidas por la consola central y los tiradores de las puertas. Todo ello bajo una combinación de colores presidida por el rojo y el negro

De la parte mecánica no han trascendido muchos detalles y desconocemos que tipo de propulsor se esconde bajo su largo capó. Sin embargo, sí que sabemos el potencial que puede arrojar esa bestia mecánica. En su máxima expresión, el Throwback entrega 1.000 caballos y 1.114 Nm de par máximo, cifras que le permiten alcanzar los 96 km/h (60 mph) en 2,5 segundos con una velocidad máxima de 354 km/h.

Todos aquellos interesados en este producto tan especial y singular deberán saber que su producción estará limitada a tan sólo 25 ejemplares y que el precio de cada uno de ellos partirá de los 106.000 euros – unos 130.000 dólares al cambio –.