radar movil
De récord: Un radar móvil pone 500 multas en 3 horas
Ricciardo
McLaren está interesada en fichar a Ricciardo
Renault-megane-rs-trophy-003
Renault Mégane RS Trophy: Nürburgring te espera
Abiteboul marko
Un ultimátum de Renault precipitó la decisión de Red Bull
Sin titulo
Así de surrealista fue la colisión sufrida por este Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse

Esta red de autopistas subterráneas es el último proyecto de Elon Musk

El fundador y CEO de Tesla tiene una solución para acabar con los atascos de las grandes ciudades y es tan efectiva como podías imaginar...

Tesla-autopista-tunel-vid

Elon Musk vuelve a la carga con otra idea de las suyas, tan ingeniosa como difícil de llevar a cabo. Y decimos difícil porque sabemos de quién estamos hablando. La palabra ‘imposible’ no está en el diccionario del norteamericano que además de triunfar con Tesla ha contribuido notablemente a otros proyectos como el Hyperloop, un transporte terrestre a más de 1.000 kilómetros/hora del que también te hemos hablado aquí anteriormente.

Ahora, tras reconocer que el tráfico le estaba “volviendo loco”, Musk ha fundado ‘The Boring Company’, un nombre al que no le falta ironía y es que esta compañía nace con el objetivo de evitar los desplazamientos más aburridos a los conductores, rescatándolos de los atascos y devolviéndolos a la libre circulación en un abrir y cerrar de ojos.

El invento en cuestión es una red de autopistas subterráneas a las que se accede mediante unas marquesinas situadas en el margen derecho de las calles. Basta con detener el vehículo en una de ellas e indicarles el rumbo que pretendemos tomar para que la plataforma descienda hasta conectarnos con uno de estos túneles. Una vez en ellos, un sistema automatizado de transporte mediante raíles similar al del metro, se encarga de llevarnos hasta el punto indicado de forma que ni siquiera tenemos que conducir por estas vías a las que circulan coches a velocidades de hasta 210 km/h de la forma más relajada y segura que podías imaginar.

Sí, es cierto, la idea es un tanto extravagante y muy ambiciosa, pero es que estamos hablando de Elon Musk. Él mismo ha reconocido que el proyecto “no está progresando a un ritmo rápido, pero sí ha dado buenos pasos de bebé que son mucho mejores que nada”. No podemos estar más de acuerdo con él y reconocemos también, que más allá de los sistemas de cápsulas o drones de transporte humano, esta red de autopistas subterráneas automotizadas, nos resulta bastante más interesante y seguro… ¿materializable? El tiempo dirá.