Audi-rs-q3-portada
Los 400 CV del Audi RS Q3 2018 ya prueban el asfalto de Nürburgring
Sut french grand p 1632194
Sainz, ¿más cerca de McLaren con la marcha de Alonso?
Land-of-land-rovers-portada
Así es el viaje de Land Rover por el Himalaya en su 70 cumpleaños
Sut indianapolis 5 1485405
La IndyCar abre sus puertas a Fernando Alonso
Dodge-challenger-hellcat-redeye-portada
Dodge Challenger Hellcat Redeye: 808 CV para quemar el asfalto

Estados Unidos desarrolla un arma capaz de inmovilizar vehículos sin destruirlos

El Pentágono tendría listo un sistema que utilizaría las ondas electromagnéticas como fuente de energía para neutralizar posibles amenazas como automóviles o vehículos pesados.

Pentagono-arma

Lamentablemente, hemos visto cómo en los últimos meses se han producido trágico sucesos en los que un vehículo, ya sea coche o camión, se convertía en un arma letal, tras los ataques sucedidos en algunas ciudades. Acontecimientos de esta índole han propiciado que algunos organismos de defensa hayan desarrollado métodos para tratar de combatirlo.

En este sentido, nos referimos al Departamento de Defensa de los Estados Unidos. El principal objetivo era crear una solución rápida que no destruya dichos vehículos y que tampoco cause daños en los ocupantes del mismo o en todas aquellas personas presentes en los alrededores. Es por ello, que la solución más eficaz que han encontrado es un sistema de inmovilización basado en las ondas electromagnéticas.

Haciendo uso del espectro de radiofrecuencia, concretamente de las microondas de alta intensidad, el Pentágono ha estado realizando pruebas que utilizan la energía de estas ondas para tratar de inmovilizar a todo aquel vehículo que suponga una amenaza. Y lo ha hecho a través de dos dispositivos. Por un lado, un emisor portátil que puede interceptar objetivos a una distancia de hasta 50 metros; por otro, uno estático de mayor tamaño con un alcance de hasta 100 metros, el cual estaría pensado para defender edificios.   

Dado que en la mayoría de vehículos presentes en nuestra sociedad predomina la electrónica, su vulnerabilidad es mucho mayor. Este sistema utilizaría dichas ondas electromagnéticas para interferir en el correcto funcionamiento de la ECU del motor, propiciando una serie de errores en los propios circuitos que tendría como consecuencia la detención del objetivo.

Cabe recordar que el FBI ya manejaba algunos informes que apuntaban a la posibilidad y facilidad de hackear vehículos conectados, para así convertirlos en armas letales. Un problema que puede hacerse patente a medida que vayan llegando este tipo de automóviles al mercado.