4893a811-bus-bends-bridge-
Este es el efecto de sobrecargar un puente con un autobús pesado
Sut japanese grand 1542616
Las cuentas de Hamilton para ser campeón en México
Skoda-fabia combi scoutline-2019-1600-01
Skoda Fabia Combi Scout: Aventura en familia
Ocon magnussen austin 2018 1
Ocon y Magnussen, descalificados de la carrera en Austin
Sin titulo
Este tráiler lleno de coches de cine es lo más llamativo del día

Estas son las 10 llamadas a revisión más importantes de la historia

En ocasiones los grandes fabricantes de la industria se ven obligados a llamar a revisión a un grandísimo número de ejemplares que ponen en riesgo la integridad y salud de sus ocupantes. A continuación te mostramos los más trascendentes.

13589-chanelle-m-10-biggest-car-recalls-in-history-v2-pdf

Cuando compramos un coche nuevo lo hacemos entre otras cosas por las garantías que ofrece un producto que acaba de salir de la fábrica, el cual se supone que debe funcionar a la perfección. Sin embargo, en alguna que otra ocasión los fabricantes más importantes de la industria se han visto envuelto en alguna situación embarazosa.

Quizás el primero que se nos vengan a la mente sea el denominado Volkswagen gate pero a pesar de la tremenda repercusión que alcanzó en todo el mundo, éste no ha sido el principal caso en el que un fabricante de alto nivel se ve obligado a llamar a revisión a alguno de sus modelos.

Desde OSV, compañía británica especializada en la venta de coches y servicios de leasing, han llevado a cabo una recopilación de las llamadas a revisión más importantes de la historia y en las que no se libran algunos como Toyota, Ford o General Motors.

Sin más dilación, vamos con las 10 más importantes:

1. Ford (1980). Un problema en la transmisión provocaba que el vehículo saltara del modo de estacionamiento e iniciaran la marcha por sí mismos. En total se vieron afectados un total de 21 millones de ejemplares.

2. Ford (1999). Seguimos con la compañía americana y en esta ocasión un total de 15 millones de vehículos tuvieron que ser revisados ante un problema en los interruptores del control de crucero que ocasionaba incendios en el coche.

3. Toyota (2009/2010). Después de un diagnóstico erróneo inicial que provocó varios accidentes, la firma japonesa se vio obligada a llamar a 9 millones de vehículos por un problema en el acelerador que ocasionaba una aceleración espontanea.

4. Volkswagen (2016). El famoso Dieselgate afectó a 8,5 millones de vehículos que tenían un software instalado en sus propulsores diésel que falseaba los datos de emisiones.

5. Ford (1996). Otra vez se cuela el gigante estadounidense con una llamada a 7,9 millones de vehículos por un problema con el interruptor del encendido que provocaba algún que otro pequeño incendio.

6. Toyota (2012). La segunda vez que aparece la firma japonesa y en esta ocasión 7,4 millones de ejemplares se vieron afectados por un defecto en el elevalunas eléctrico que ocasionó un importante coste en reparaciones.

7. General Motors (1971). Los soportes del motor ocasionaron aceleraciones repentinas en 7 millones de vehículos fabricados en la década de los 60.

8. General Motors (1981). Varios accidentes tuvieron lugar tras encontrar un problema en la suspensión trasera que afectó a 5,8 millones de vehículos.

9. General Motors (2014). El tercer ejemplo del grupo estadounidense fue el más trascendente en temas de seguridad y es que un problema en la llave del encendido provocaba que el motor se detuviera y cancelara el funcionamiento del airbag. Afectó a 5,8 millones de ejemplares.

10. Honda (2014). Un total de 5,4 millones de vehículos se vieron afectados por un problema en los airbags que evitaba su correcto inflado y que a su vez era potencialmente peligroso en caso de accidente.