Suzuki-jimny-2019-1600-01
Suzuki Jimny 2019: Mismo concepto, nueva genética
Redbull
Oficial: Red Bull llevará motores Honda las próximas dos temporadas
Collage le mans 2018-2
Las mejores imágenes de las 24 horas de Le Mans
Fittipaldi
Fittipaldi: “Me encanta Hamilton, pero Fernando es el mejor”
Nissan-gtr-police-japan-01
El Nissan GT-R de la policía japonesa es el nuevo supercar al servicio de la ley

Este Ferrari FF se queda atrapado por una repentina inundación

Sucedió este pasado fin de semana en Ohio –Estados Unidos– y por supuesto, el hecho no pasó inadvertido para el resto de conductores.

Ferrari-agua-player

La imagen de este Ferrari FF atrapado en una de las repentinas inundaciones que se registraron en Cleveland, Ohio –Estados Unidos– este pasado fin de semana está dando la vuelta al mundo. Contemplar a un preciado superdeportivo de casi 300.000 euros en apuros siempre es impactante aunque sea –por cierto– el único Ferrari provisto de un sistema de tracción total.

Desconocemos si fue precisamente esta característica técnica de su coche o un mero error de cálculo lo que provocó que su conductor tomara la decisión de adentrarse en la zona abnegada por el agua, pero lo que resulta evidente es que el Ferrari se detuvo en mitad de la misma, seguramente a consecuencia del elevado nivel de agua, que se cobró una ‘víctima’ más en forma de Honda Civic Coupé.

En las imágenes, tomadas por un motorista desde la carretera paralela, la intesestatal número 480, se aprecia como el FF se encuentra completamente detenido en una zona que no parece ser la más profunda precisamente. 

Difícil defensa por tanto la que podemos hacer de su conductor si bien con un nivel de agua menor, estamos convencidos de que hubiera salido del apuro sin mayores inconvenientes, sobre todo teniendo en cuenta toda la potencia del motor V12 de 6.3 litros y 660 caballos, con hasta 683 Nm de par máximo disponibles. Recordemos que este Ferrari, con transmisión automática de doble embrague y tracción total 4RM era capaz de rodar en zonas nevadas con velocidad y precisión. Pero todo tiene un límite, claro.