Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Este Mini JCW preparado es el tracción delantera más rápido en Nürburgring

Este diabólico Mini John Cooper Works es el auténtico mata-gigantes de Nürburgring. Sus preparadores han logrado un crono mejor en la pista alemana que el de los últimos Seat León Cupra y Renault Mégane RS Trophy.

Es uno de los récords que más ha cambiado de manos en los últimos tiempos. Desde que el Seat León Cupra lograra batirlo esta primavera, todos compactos deportivos desean a reinar en el Infierno Verde pero sólo uno, el Renault Mégane y gracias a su edición limitada 275 Trophy-R lo había conseguido hasta ahora.

Sin embargo, entre todos ellos se ha colado este pequeño y malévolo Mini John Cooper Works preparado por el especialista Schirra Motoring, que ha conseguido humillar a modelos de mayor peso y entidad. Lo ha hecho gracias a diferentes elementos importados de la competición, como su kit aerodinámico. Este Mini no sólo cuenta con los habituales faldones, tomas de aire, spoiler trasero, equipa hasta unos retrovisores finos y diminutos. Estos aparte de ofrecer menor resistencia al aire, también han contribuido a rebajar el peso, lo mismo que las ventanillas de policarbonato y otros elementos del interior, debidamente vaciado para la ocasión.

En este Mini JCW GTS también apreciamos unas llantas forjadas, neumáticos semi slicks Dunlop Direzza 03 y un equipo de frenos de competición. Pero si a todas estas ayudas extra le sumamos un incremento de potencia en el motor 1.6 Turbo de 59 caballos, tenemos como resultado un coche con 290 caballos y un peso total de 1.005 kilos o lo que es lo mismo, una bomba de relojería.

Por si todo este fuera poco, los técnicos también modificaron la suspensión, añadiendo muelles y amortiguadores de KW y dotaron al eje delantero de un autoblocante mecánico firmado por Drexler. El resultado final, un crono de 7 minutos y 44 segundos, es decir, 10 segundos más rápido que el récord oficial del Renault Mégane 275 Trophy-R y exactamente el mismo tiempo del Pagani Zonda S de serie. A continuación, las imágenes que lo demuestran.