Cetraa
Las 5 claves del libro de taller online: ¿Fin del fraude en la compra de vehículos usados?
Sophia forsch portada
Conoce a Sophia Florsch
venta coches
¿Es legal prohibir la venta de coches de combustión en 2040? La UE tiene dudas
Tatiana formula e
El test femenino de la Fórmula E ya conoce a sus integrantes
V.electrico fondo alta rgb 2017
Un punto de carga cada 100 km: Llega ‘el plan más ambicioso para la movilidad eléctrica’

‘Ratarossa’: Uno de los pocos Ferrari Testarossa de estilo ‘Rat Rod’ en el mundo

Con ocho Cavallinos Rampantes en su garaje, este coleccionista con residencia en suelo británico se ha convertido en el centro de atención debido al singular proyecto de restauración en el que ha estado trabajando durante este tiempo.

Ratarossa-5

En el Reino Unido nos encontramos con un hombre de 42 años bastante peculiar que se ha convertido en el centro de atención de los entusiastas de Ferrari. Decimos esto porque Scott Chivers ha llevado a cabo una restauración completa de uno de los modelos de Maranello, el cual responde al sobrenombre de ‘Ratarossa’, tal y como nos cuentan los chicos de Jalopnik

Todo empezó cuando este coleccionista de Ferraris navegaba por internet en busca de unas piezas para su Testarrosa de 1990. En ese momento, descubrió otro ejemplar del mismo modelo pero con un aspecto extraño y sin techo, decidiendo no llevarlo a un taller especializado sino arreglarlo por su cuenta. Durante este tiempo ha estado inmerso en este proyecto, tratando de dejarlo con un aspecto exterior áspero como el que lucen los modelos estilo ‘Rat Rod’.

En las imágenes del proceso de restauración podemos ver algunos elementos que están pintados de rojo y eso se debe a que proceden de otro modelo, pero eso no ha impedido para que Chivers los mantenga para darle un toque personal. El motor sigue siendo el V12 original aunque llevo mucho trabajo devolverle a la vida y lo mismo pasa con un interior que ha tenido que ser reconstruido desde el principio.

Pese a todas las dificultades encontradas por Chivers el ‘Ratarossa’ puede presumir de ser un coche completamente legal – cuenta con placas personalizadas “123 TR” – y de provocar dolores de cuello en todo aquel que se cruza en su camino. Sin embargo, su propietario no descansa y trata de corregir el más mínimo fallo que encuentra, además uno de sus objetivos es encontrar algún tipo de techo que le permita conducir más libremente en el impredecible clima británico.

Estaremos atentos a los pasos que ha ido dando este peculiar Ferrari. Quizás cuando volvamos a saber de él ya tenga restaurados tanto la suspensión trasera como el compartimento del motor, objetivos a corto plazo de Chivers. Eso sí, seguirá estando sucio por fuera pero impecable por dentro.