Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Este Ford Mustang de “Need for Speed” está buscando nuevo dueño

No se trata del protagonista que acaparó gran parte de las escenas de la película, sino de uno que estuvo presente todo el tiempo, aunque de forma anónima. Decimos esto porque estamos ante uno de los coches-cámara más rápidos del planeta.

4003e162-ford-mustang-camera-car-3

Una de las sagas de videojuegos del motor más famosas del planeta es aquella que dio nombre a una película que se estrenó en el 2014, es decir, “Need for Speed”. Como no podía ser de otra forma, las múltiples escenas de acción estaban protagonizadas por algunos de los mejores deportivos del momento, incluyendo a un Ford Mustang muy especial que acaparó casi todo el protagonismo.

Dichas secuencias a alta velocidad necesitaban de un equipo de grabación experimentado que estuviera a la altura de las circunstancias, y es aquí donde cobra especial importancia el ejemplar que está anunciado actualmente en eBay. Se trata de un Ford Mustang GT de 2013, un modelo que fue encargado con una dura misión y no es otra que seguir el ritmo endiablado de los Saleen S7, McLaren P1, Koenigsegg Agera R o Lamborghini Sesto Elemento, entre otros. Uno de los coches-cámara más espectaculares y rápidos del planeta.

Para poder lidiar con éxito con esta difícil tarea se tuvo que someter a una serie de modificaciones importantes tanto en el exterior como en el interior, sin olvidarnos de vitaminas para su bloque V8. En este sentido, el ocho cilindros atmosférico de 5.0 litros que da vida al muscle car recibió una puesta a punto específica por parte de Saleen, lo que supuso la llegada de un compresor volumétrico y otro tipo de mejoras para así alcanzar los 625 caballos de potencia. Además, se reforzaron los ejes de transmisión, la suspensión y el equipo de frenos.

Pero lo más singular de este ejemplar no se esconde bajo el capó, sino que florece con toda la naturalidad del mundo. Y es que si nos fijamos en la estética del coche nos encontramos con varios cambios significativos en su carrocería, especialmente en una parte trasera que ha sido modificada de tal manera que ahora es el lugar idóneo para acomodar a los cámaras encargados de rodar las escenas más difíciles. Para ello, cuenta con una cubierta especial de vidrio y una jaula antivuelco específica, así como varios soportes de acero y unas barras de protección en los paragolpes.

No obstante, también cuenta con algunos problemas menores y es que al modificar parte del salpicadero el testigo del airbag del copiloto permanece encendido, lo cual se suma a otro indicador de ‘maletero abierto’ debido a las importantes alteraciones realizadas en la parte trasera del coche. Pero fuera de estos pequeños detalles, el ejemplar parece estar en un buen estado de conservación y en su odómetro apenas hay registrados 12.538 kilómetros. ¿El precio? 34.900 dólares, es decir, unos 31.150 euros al cambio.