Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Los hypercars de Obiang, vicepresidente de Guinea Ecuatorial, salen a subasta

Son varios de los automóviles más rápidos y exclusivos del mundo y la justicia ha querido que busquen nuevo dueño. Desde luego, Teodoro Nguema Obiang, hijo del dictador guineano, no se los merecía.

Coches-obiang

Los que tenéis buena memoria seguramente recordéis el caso de Teodoro Nguema Obiang, hijo del dictador de Guinea Ecuatorial y vicepresidente del mismo país durante años. Este hombre tenía tal obsesión con los coches de lujo, que la justicia suiza, tras condenarlo por corrupción y confiscar sus bienes, está teniendo que subastar su inmenso patrimonio automovilístico por partes.

Así que no, no es un déjà vu, es que estamos una vez más –y van tres– te estamos hablando de una subasta de hypercars y en efecto, su dueño no era otro que 'Teodorin' Obiang, como se le conoce más popularmente. A sus 47 años este señor,  mandatario de una república africana de 740.000 habitantes atesoraba estos Bugatti Veyron, Koenigsegg One:1, Lamborghini Veneno Roadster y McLaren P1, o lo que es lo mismo, cuatro de los automóviles más rápidos, sofisticados y exclusivos de cuantos se han producido en los últimos años.

Entre los modelos confiscados figuraban también joyas nada desdeñables como un Porsche 918 Spyder, un Aston Martin One-77 y varios deportivos de Ferrari: F12 TDF, LaFerrari, Enzo y 599 GTO. Vamos, simple y llanamente lo mejor de cada casa. Pero vamos a centrarnos en el primer cuarteto de lujo porque son los que ha elegido Bonhams para anunciar su subasta que definitivamente, tendrá lugar el próximo 29 de septiembre en Suiza.

En total, la casa de subastas espera recabar unos 12 millones de euros.

El Lamborghini Veneno Roadster que estás viendo es una de las 9 unidades que existen de este coche y que se despacharon a un precio de 3,3 millones de euros cada una y ahora se estima que rondan los 4,5. Por su parte, el Koenigsegg One:1 ronda los 2 millones cada uno, el McLaren P1 el millón y medio y el Veyron de color Azul los 600.000. Sólo con lo que cuestan estos cuatro vehículos había dinero para alimentar a la población de todo el continente africano durante varios años pero lejos de venderlos, Obiang los tenía perfectamente aparcados en el garaje del aeropuerto de Cointrin, en Ginebra (Suiza), cuanto la policía suiza los confiscó.

Lo mejor de todo es que la recaudación de esta subasta se destinará a fines benéficos precisamente para la recuperación de Guinea Ecuatorial.