Land-rover-defender
El nuevo Land Rover Defender ¿en forma de Lego Technic antes de tiempo?
1017566695-lat-20190623- x4i7024
Sainz: “Un sexto relativamente fácil y cómodo”
Mercedes-b-200-dinamica-1
Prueba Mercedes B 200: Más cool, menos familiar
1017566550-lat-20190623- ony8515 (1)
Victoria aplastante de Hamilton y Mercedes en Francia
Renault-triber-2020-1600-17
Renault Triber: el único utilitario de 7 plazas te muestra su interior en vídeo

Piden 40 años de prisión para el responsable de un macrofraude en el trucaje de cuentakilómetros

El caso se remonta a hace ya más de una década. Hay 42 acusados y 20 talleres gallegos implicados en una estafa que llegó a afectar a 300 conductores y que se traduce en unos 830.000 euros.

Cuentakilometros

Hace ya más de una década que se originó en Galicia una macroestafa que en la que se vendieron una gran cantidad de vehículos con el cuentakilómetros manipulado. A la cabeza de este fraude se encontraba un empresario que acompañado de cuatro empleados ofrecía este servicio a diversos talleres y concesionarios por toda Galicia. Coches con más de 150.000 km en el odómetro que acababan vendiéndose como si sólo hubieran recorrido casi la mitad, un problema que ha afectado a unos 300 conductores en esta región.

Ahora, tras varios aplazamientos, y según informa Faro de Vigo, la que se llamó Operación Trucarro llega por fin a los tribunales con hasta 42 acusados, entre ellos el cabecilla (para el que se piden casi 40 años de prisión) y sus empleados o los responsables de los talleres, acusando de los delitos de estafa, en algunos casos continuada y/o agravada llegando a provocar un perjuicio en más de 300 personas afectadas que se traduce en unos 830.000 euros.

13 de los 20 establecimientos implicados en la venta de esos coches con el cuentakilómetros manipulado no irán a juicio tras llegar a un acuerdo con la Fiscalia

Sin embargo no todos acabarán sentándose en el banquillo ya que algunos de esos talleres y concesionarios implicados (al parecer 13 de los hasta 20 establecimientos) acabaron llegando a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía y abonaron la indemnización correspondiente a los conductores estafados. Para aquellos que no llegaron a un acuerdo se piden un máximo dos años y medio de cárcel y una multa. De esos 20 establecimientos la mayoría se localizan en la provincia de A Coruña, pero también hay casos en Pontevedra y Lugo.

Todos ellos recibieron “repetidamente” por parte del cabecilla y sus cuatro empleados “servicios técnicos que incluían la alteración de la indicación de los kilómetros recorridos en los salpicaderos digitales de los vehículos" tanto a talleres como a los concesionarios de reventa de vehículos según relata el Ministerio Fiscal en su escrito. Unos servicios de manipulación para los que se servían de máquinas y que realizaban en su propia nave industrial, ubicada en el polígono de Milladoiro o en otros talleres “que recababan sus servicios”, y que le hicieron “popular y demandado” en el sector.

Aunque la investigación se inició en 2008 ha sido su complejidad y gran número de implicados lo que han llevado a que la instrucción se haya prolongado.