Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

La DGT invertirá en radares móviles en detrimento de los fijos

Así lo anunció ayer su directora general, María Seguí, quien asegura que su departamento dará prioridad al control de la velocidad con radares móviles y especialmente en las carreteras secundarias. No adquirirá ninguno fijo porque cree que las autovías y autopistas ya están bien vigiladas.

María Seguí compareció ayer en la comisión de Interior del Congreso y explicó los presupuestos de su departamento para el próximo año. La directora de Tráfico ha querido dejar claro que "el afán de la DGT no es sancionar más, sino ser más eficaz en la gestión de lo recaudado y en la colocación de radares en las vías secundarias".



Para vigilar este tipo de vías, las de mayor índice de siniestralidad, Seguí considera más eficaces los radares móviles que los fijos. La tendencia en el control de la velocidad será hacia radares móviles para cubrir esas vías, mientras que no se comprará ningún fijo más, sólo se invertirá en el mantenimiento de los actuales.



El presupuesto de la DGT asciende a 847 millones de euros, si bien la partida en materia de seguridad vial será para el próximo año de 711 millones tras destinar más de 130 millones a otros departamentos.

 Una cuantía "muy similar" al presupuesto de este año, que se dedicará en su mayoría a gastos de personal y que incluirá algunas partidas para gestión telemática de trámites o proyectos de investigación, una novedad que ha resaltado la directora de Tráfico, para los que se destinarán 1,5 millones.


Se trata de financiar trabajos de investigación en seguridad vial, para los que habrá convocatoria pública de ayudas dentro del ámbito de la ley de subvenciones.

 Otra de las partidas, 1,2 millones de euros, irá destinada a la compra de los dispositivos para la detección del consumo de drogas al volante a través de una prueba de saliva.

 Actualmente se realizan un millón de test anuales de ese tipo frente a los seis millones de pruebas de alcoholemia, aunque la DGT quiere que poco a poco ambas se vayan equiparando con el objetivo de cumplir uno de los ejes prioritarios del departamento, tolerancia cero con el alcohol y las drogas.