Avion-alas-futuro
El avión del futuro ya está aquí y pronto vas a viajar en sus alas
Alonso-sordo-marquez
El inolvidable domingo de repóker –o más– del motorsport español
Subaru-impreza-eco-glp-din3
Prueba Subaru Impreza 1.6i ECO bi-fuel: Un compacto único, ahora ‘a todo gas’
Alonso champ
Fernando Alonso gana las 24 Horas de Le Mans y es campeón del mundo de resistencia
19c0473 037
Mercedes Clase G “Stronger Than Time”: Edición especial por su 40 cumpleaños

La tierra ‘se traga’ un Rolls-Royce Ghost en China

El conductor de este Rolls eligió el lugar justo en el momento más inadecuado para detener su vehículo y entonces, sucedió lo increíble.

Rolls-royce-tragado-tierra-vid

Sabemos que los lujosos modelos de Rolls-Royce no son precisamente los vehículos más ligeros pero de ahí a causar un agujero en el asfalto, hay un buen trecho. Sin embargo, esto fue exactamente lo que presenciaron los vecinos de la localidad de Harbin, en la provincia de Heilongjiang, China.

Todo un Rolls-Royce Ghost valorado en más de 300.000 euros fue engullido por el asfalto para sorpresa de propios extraños y sobre todo, para la de su conductor que vivió una experiencia absolutamente aterradora. Por causas que se desconocen, un agujero de dimensiones considerables se abrió en el firme, justo en el punto en el que este hombre detuvo su preciada máquina.

Por suerte para él –y también para el coche– ambos resultaron ilesos pues la profundidad del agujero no fue considerable y en el momento del hundimiento el coche estaba detenido. Así las cosas, el Rolls aguantó el impacto con una entereza considerable y sólo presentó algunos rasguños sin importancia.

Recordemos que este modelo alcanza los 5,40 metros de largo y roza las 2,5 toneladas de peso gracias entre otras cosas, a su propulsor V12 sobrealimentado de 6.6 litros. A cambio, éste entrega 571 caballos de pura energía y suavidad con los que logra acelerar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos o alcanzar los 250 km/h. Nos alegramos de que un vehículo así siga vivo, pero recomendamos a su conductor de que revise su karma; ni un sólo vehículo más se vio afectado.