Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Los asientos del futuro decidirán si relajar o activar al conductor

Con el coche autónomo a la vuelta de la esquina, proveedores como Faurecia estudian nuevas fórmulas para uno de los elementos que menos han evolucionado hasta la fecha y que más se van a transformar ahora: los asientos.

Algo tan básico como han sido hasta ahora los asientos del coche, son ahora uno de los aspectos a transformar con la llegada de los vehículos autónomos. Según leemos hoy en El Mundo, algunos proveedores como Faurecia, empresa francesa que produce en nuestro país, ya se han puesto manos a la obra para innovar en este campo.

La compañía ha puesto en marcha un proyecto denominado 'Intuición' que cuenta con la colaboración con la Universidad de Stanford y que pretende desarrollar asientos inteligentes para los coches autónomos. La idea pasa porque el conductor pueda relajarse al máximo mientras el piloto automático esté conectado, recostándose, estirarando las piernas o disfrutando de un masaje mientras la ambientación interior también cambia para hacer la atmósfera más agradable.

Pero sin duda lo más novedoso de 'Intuición' es que estos asientos serán capaces también de reconocer cuando el conductor tiene que estar a los mandos del coche y mediante numerosos sensores controlarán su frecuencia cardiaca, la respiración y otros parámetros para saber si es necesario activarlo. Gracias a esta función que Faurecia denomina 'Active Wellness' y que en definitiva, monitoriza al conductor, el vehículo podrá recomendarle que se relaje y deje el control del volante al vehículo o será capaz de emitir vibraciones y otras alertas para espabilarlo.

Lo que nos queda claro es que los asientos sufrirán cambios importantes con la llegada del coche autónomo, pudiendo transformarse en auténticos sillones de relax o girarse para que los ocupantes puedan mantener conversaciones cara a cara, tal y como hemos visto ya en los concept más futuristas de Mercedes o Volvo. En definitiva, el asiento del coche entra en una nueva era.