21226040 2019 - renault m gane r s trophy-r record at the n rburgring
Renault Mégane R.S. Trophy-R: Con un récord bajo el brazo
Mclaren indianapolis 2019
De la falta de volante a la pintura: Cronología de la organización desastrosa de McLaren
Pulsar-plus
El cargador doméstico definitivo para coche eléctrico es español y ya está a la venta
1017502438-sut-20190515-ms1 1376
Budkowski advierte a Renault de los peligros de centrarse tan pronto en la temporada 2021
Audi-q5-hibrido-enchufable-02
Audi Q5 55 TFSIe quattro: Hora de enchufarse

10 puntos clave a revisar para mantener tu coche a punto

Revisando estos 10 puntos estarás al corriente del estado de tu coche. Toma nota. 

Gettyimages-1136071264

Muchos propietarios de automóviles no tienen el tiempo ni el conocimiento para inspeccionar los componentes fundamentales del mantenimiento de sus vehículos de forma regular y determinar qué necesita ser reparado o reemplazado. Por eso es recomendable acudir al taller para realizar una revisión, si bien con estos consejos que nos ofrecen desde BTM –El Blog del Taller Mecánico– podrás revisar tu mismo 10 puntos básicos para confirmar que el coche está perfectamente a punto. 

1.- Revisar el refrigerante en busca de contaminación y fugas: Para ello hay que retirar la tapa del radiador y comprobar su hay un brillo de aceite en la parte superior del refrigerante. Esto indicaría una junta con fugas. Si ha estado goteando por un tiempo, es posible que se vea un lodo marrón. Si por el contrario se ve un tinte o espuma rosáceo, el fluido de la transmisión podría estar goteando en el refrigerante.

2.- Comprobar la tapa de llenado de aceite: Mira la parte inferior de la tapa en busca de un lodo marrón, lo que indicaría una junta de culata defectuosa.

3.- Revisar la varilla de nivel de aceite: Muchos propietarios de automóviles nunca revisan el nivel de aceite. Si este es demasiado alto, una junta de la cabeza de la culata defectuosa podría estar dejando que el refrigerante se filtre en el aceite. Cualquier lodo en la varilla también puede significar una junta de culata dañada.

4.- Comprobar el líquido de transmisión: El fluido de la transmisión debe ser rosado, incluso en automóviles con mayor kilometraje. Si por el contrario hay espuma o el nivel es demasiado alto, sospecha de contaminación de refrigerante.

5.- Cojinetes de las ruedas: Si hay posibilidad de tener el coche en un elevador es recomendable revisar cada rueda para ver si hay problemas con los cojinetes.

6.- Pastillas de freno desgastadas: Cuando disminuyen su espesor de trabajo deben reemplazarse, ya que si se espera demasiado se pueden rallar los discos de freno, lo que provoca una avería aún más costosa. 

7.- Neumáticos desgastados: Hay que comprobar sino existe un desgaste desigual, lo que podría indicar un problema de alineación u otros síntomas de desajuste. Por ejemplo el ahuecamiento del neumático puede indicar rótulas en mal estado. 

8.- Bomba de agua: Cualquier fuga de refrigerante por el orificio de drenaje significa que a la bomba de agua no le queda mucho tiempo de vida.

9.- Luces de freno o intermitentes quemados: Es fácil pasar por alto las luces de freno quemadas o los intermitentes en la parte trasera de su automóvil y dado que es fundamental para la seguridad, es recomendable verificarlas. 

10.- Filtro de aire sucio: Si está tan sucio que no se puede ver el brillo de la luz a través de él, es probable que no este en condiciones de uso, algo que influye por ejemplo en el consumo de combustible.