Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Así será el mantenimiento del futuro en los automóviles

Aprovechando uno de los eventos más importantes de la posventa de automoción, una de las empresas punturas del sector ha aprovechado para mostrarnos cómo cambiará el mantenimiento de nuestros coches en los próximos años.

000ae408

Los expertos están de acuerdo en que durante la próxima década los cambios que veamos en la industria del automóvil serán mucho más grandes que los producidos en los últimos cincuenta años. La movilidad del futuro cada vez está más avanzada y conceptos como los de electrificación, hibridación, coche conectado o conducción autónoma, siguen expandiéndose con rapidez.

Es por ello que el mantenimiento de los coches también irá siguiendo la misma línea, adaptándose a las nuevas tecnologías y procesos, ofreciendo soluciones más sencillas y a la vez avanzadas. En este sentido, aprovechando la gran feria de la posventa de automoción, Automechanika Frankfurt, la compañía Schaeffler ha mostrado algunos de los avances en materia de mantenimiento que nos encontraremos en los próximos años.

Empezando por los talleres independientes que están obligados a conocer toda una amplia gama de modelos y procedimientos distintos, aparecerán nuevos conceptos que faciliten las tareas a los propios usuarios a los profesionales de la materia. Junto a las ya conocidas soluciones de mantenimiento (conjuntos de piezas optimizados para trabajar juntas, en un único embalaje y con calidad de equipamiento original, que permiten sustituir elementos de forma rápida y profesional), encontraremos las futuras piezas conectadas y el uso de la realidad aumentada.

Gracias al conocido como Internet de las cosas, los propios componentes mecánicos serán los encargados de recabar y compartir datos. De esta forma, los coches del futuro podrán enviar un mensaje al taller y pedir cita cuando detecten que alguno de sus miembros está llegando al final de su vida útil, o puede empezar a generar problemas. Además, los talleres podrán saber si se trata de una avería común o un fallo más grave, en función de la información recopilada de otros modelos similares.

Por último, destacar la realidad aumentada. Una tecnología que mejorará la calidad, duración y precisión de las reparaciones, gracias al uso de un sistema de gafas en las que se proyectan imágenes sobre la visión real, ayudando a desempeñar mejor el trabajo. Con ellas, se podrá conocer de inmediato el par de apriete idóneo, al apretar una tuerca, o seguir las instrucciones y otras informaciones de apoyo cuando estemos cambiando un elemento. No obstante, el usuario se podría poner en contacto con un experto para solucionar dudas en tiempo real.