Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Mazda contará con híbridos enchufables en 2021 o 2022 además de un eléctrico el próximo año

A pesar de seguir apostando por su motor Skyactiv-X y un rumoreado eléctrico la firma japonesa quiere introducir modelos PHEV en los próximos años para cumplir con los objetivos de emisiones europeos.

Mazda vision coupe

Durante mucho tiempo Mazda parecía una de esas marcas que se resistía a la electrificación y seguía apostando por hacer motores de gasolina cada vez más eficientes. Sin embargo el rumor llegó a finales del pasado año cuando ya se habló de que la firma japonesa estaría trabajando en un vehículo eléctrico totalmente nuevo y un diseño actual, realista y distinto al resto de su gama.

Ahora de la mano de una entrevista en Auto News conocemos un nuevo movimiento en esa dirección. Según ha contado el director ejecutivo de la marca de Hiroshima, Akira Marumoto no sólo ha confirmado las informaciones que apuntaban a la llegada de ese nuevo eléctrico el año que viene, sino que le seguirán varios modelos híbridos enchufables en 2021 o 2022. Un movimiento que según cuenta obedece a la necesidad de cumplir con los estrictos objetivos de emisiones europeos.

“Primero, el motor Skyactiv-X que estamos lanzando este año emite menos de 100 g / km de CO2. En segundo lugar, el primer vehículo Mazda 100% eléctrico llegará al mercado el próximo año. Finalmente, introduciremos modelos híbridos enchufables en 2021 o 2022. Por lo tanto, eventualmente lograremos el objetivo [de emisiones], aunque tendremos algunas dificultades en 2020 ”, dijo Marumoto.

Las palabras del responsable de Mazda perfilan un futuro en el que la marca japonesa, una de las que seguían optando por un enfoque alternativo para sus motores, también cederá a la revolución eléctrica, especialmente para adaptarse al mercado europeo.

Por el momento y a la espera de estos nuevos modelos Mazda está trabajando en versiones mild-hybrid para su nuevo Skyactiv-X e incluso siguen mejorando la eficiencia de sus motores diésel. Marumoto cree que para los SUV y los sedanes grandes, el tren motriz más eficiente para el futuro "será un diésel acoplado a un motor eléctrico".