Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Este Mazda2 cae a la puertas de este garaje y seguimos sin saber cómo ha ocurrido

La cámara consigue captar al pequeño utilitario entrando a gran velocidad en la zona de aparcamiento para acabar aterrizando en el techo de un centro quiropráctico y después dejar perplejo a este hombre que lavaba unos coches justo debajo.

Mazda2-cae

Día a día vemos gracias a esas cámaras que todo lo ven secuencias de choques o casi accidentes que muestran la falta de atención en la carretera, a veces son cosas algo más inexplicables pero desde luego que pocas superan a lo visto en este vídeo.

Nos situamos en Atlanta, Estados Unidos, un Mazda 2 entra a bastante velocidad en una zona de aparcamiento con lo que parece ser algunos establecimientos con garaje y acto seguido desaparece del plano. Sólo vemos una placa y un tapacubos y una placa que salen despedidos. El siguiente plano nos muestra una especie de garaje abierto con un hombre limpiando unos coches y de lo alto surge ese Mazda blanco para caer bocabajo sobre el asfalto.

¿Cómo ha ocurrido algo así? Parece ser que por alguna razón el coche no pudo frenar a tiempo estrellandose contra una puerta y aterrizando en el techo de una centro quiropráctico. Según el testimonio de una de las doctoras el golpe del coche sacudió las pareces y la base del piso y afortunadamente, gracias a la sólida estructura del techo, no acabó viniéndose abajo. Después acaba cayendo al suelo justo a las puertas de este otro establecimiento y afortunadamente sin daños personales y según el el canal WSB-TV Atlanta, el conductor del automóvil de 63 años, solo tuvo lesiones menores. Según los testigos fue un auténtico milagro.

¿Pero cual fue el motivo de este rocambolesco accidente? Según parece el pie del conductor se quedó atascado entre los pedales del acelerado y el freno lo que acabó provocando que el coche estuviera fuera de control. Afortunadamente nadie resultó herido pero suponemos que ese Mazda necesitará un buen repaso en el taller.