Maniobras-chiron
Maniobrar con un coche de 11 millones: Así salió el Bugatti La Voiture Noire del Salón de Ginebra
Semaforo australia 2019
La ausencia de Charlie Whiting se deja notar en los semáforos
Lazareth-lmv-496
Lazareth LMV 496: La moto voladora más estimulante ¡despega!
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
Matzker-defender-mdx-6
Rover Defender MDX: La camper más extrema está aquí

Así ha quedado este McLaren Senna tras un aparatoso accidente

Es el segundo ejemplar que se ve involucrado en un accidente en los últimos dos meses, aunque en esta ocasión se trata de un suceso mucho más peligroso que ha afectado a otros vehículos. Afortunadamente, nadie ha resultado herido de gravedad. 

Sin titulo

Todos estaremos de acuerdo en que no es lo mismo ponerse a los mandos de un utilitario que de un deportivo. La diferencia de potencia y prestaciones que existe entre ambos nos obliga a tomar ciertas responsabilidades adicionales, así como una mayor atención a la carretera. Sin embargo, cuando hablamos de hypercars la cosa cambia por completo.

El enorme potencial que se esconde debajo del capó de ciertos modelos no puede ponerse en manos de cualquiera y requiere una experiencia y un control avanzado. Desconocemos si el propietario del McLaren Senna de esta historia contaba con las habilidades necesarias pero el resultado final no ha sido agradable ni para él ni para los otros vehículos que se han visto implicados en el grave accidente que se ha producido recientemente en el Reino Unido.

En concreto, nos dirigimos hasta Southend, Essex (Inglaterra), para conocer lo sucedido en la carretera A127. Allí, ha tenido lugar un suceso muy impactante cuyo principal protagonista ha sido el hypercar de Woking, el cual ha sufrido importantes daños tras chocar con otro automóvil que circulaba por la vía. Los detalles son escasos pero todo hace indicar que el Senna golpeó al otro vehículo, haciendo de rampa, terminando este último en una posición lateral.

Por lo que podemos ver en las imágenes y vídeos que han trascendido, los principales daños que presenta el deportivo británico están concentrados en la parte delantera izquierda del coche, con la mayoría de los paneles de la carrocería destruidos, así como una suspensión que se ha visto afectada y lo mismo ocurre con la llanta y el neumático. Dado el elevado precio de venta del coche (850.000 euros), desconocemos si este usuario tendrá algún problema con la valoración del seguro.

A pesar de todo lo aparatoso que ha resultado el accidente, lo más importante de todo es que nadie ha resultado herido de gravedad. Parece que el Senna no está teniendo mucha suerte con sus propietarios y es que si recordamos lo sucedido hace unos meses en Alemania nos damos cuenta de que los 800 caballos de su V8 de 4.0 litros no pueden caer en manos de cualquiera.