Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Mercedes-AMG G 63 by Inkas: Blindaje para toda la familia

La firma canadiense lo ha vuelto a hacer y en esta ocasión todo el arsenal antibalas ha ido a parar al incombustible todoterreno alemán. Cuenta con una carrocería blindada capaz de resistir impactos de fusiles de gran potencia e incluso un lanzagranadas. 

Mercedes-amg-g63-2019-por-inkas-armored-3

El Mercedes Clase G no solo llama la atención de las personas famosas y adineradas sino también de algunos especialistas que confían en el icónico todoterreno alemán para llevar a cabo sus planes más ambiciosos. Un ejemplo de ello es el proyecto que nos presenta una compañía canadiense llamada Inkas Armored Vehicle Manufacturing, la cual te sonará por otras preparaciones a prueba de balas.

Si uno se fija en el apartado exterior de este Mercedes-AMG G 63 de nueva generación pensará que el preparador de Canadá no ha realizado grandes cambios en el coche y que este proyecto no merece mucho la pena. Sin embargo, las modificaciones más relevantes se encuentran ocultas y no, no nos referimos al poderoso V8 turboalimentado que se esconde bajo el capó, sino a una carrocería blindada que presume de una protección balística CEN 1063 BR6, casi nada.

Para entendernos de una mejor manera diremos que ahora el 4x4 germano es capaz de resistir todo un ataque de las guerrillas y es que gracias a la utilización de tecnologías y materiales blindados de primera calidad, puede soportar el impacto de los rifles de alta potencia, las AK47 y otras armas de asalto, sin olvidarnos de los lanzagranadas. Además, según el preparador, el coche es capaz de aguantar la detonación simultánea de dos granadas de mano debajo del suelo. Todo ello sin llamar la atención y es que, como decimos, el G 63 mantiene su aspecto exterior original.

Si nos adentramos en el habitáculo nos encontraremos con un auténtico búnker sobre ruedas, el cual no renuncia a la comodidad y ofrece un interior reforzado en cada una de sus esquinas, con cristales antibalas, un armero y protección especial para determinados elementos, como la batería, los sistemas electrónicos y el depósito de combustible. No podemos olvidar la presencia de unas cámaras de vigilancia perimetral, sistema de extinción de incendios, sirena o luces de emergencia. 

Al igual que con el modelo estándar, el G 63 a prueba de balas cuenta con un motor V8 biturbo de 4.0 litros que produce 585 CV y un par máximo de 850 Nm. Este bloque está conectado a una transmisión automática de nueve velocidades y a un sistema de tracción a las cuatro ruedas 4Matic, acelerando de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanzando una velocidad máxima de 220 km/h. No obstante, dada la presencia de todo ese material antibalas es lógico pensar que estas cifras notarán el incremento de peso.  

Los precios comienzan en 295.000 dólares, es decir, unos 262.650 euros al cambio, pero pueden alcanzar fácilmente los siete dígitos si el cliente solicita una carrocería tipo limusina, tal y como hizo con la anterior generación.