Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Duelo de generaciones: ¿Qué Mercedes-AMG G 63 es más rápido en esta drag race?

Ambos son muy parecidos en la parte estética, pero los cambios realmente importantes están ocultos bajo la carrocería. Una plataforma más ligera, suspensión más avanzada o un propulsor V8 más eficiente son los principales argumentos de la nueva generación. ¿Podrá batir a su antecesor?

Sin titulo

El Mercedes Clase G es uno de los modelos más populares de la firma de la estrella, un ejemplar que nació allá por 1979 y que recientemente ha estrenado una nueva generación para ser un punto más tecnológico, avanzado, cómodo y deportivo. Esto último va ligado directamente con la versión AMG, la cual también estaba presente en su predecesor.

Si uno compara ambas generaciones podrá pensar que los cambios realizados por Mercedes no son tan profundos y que únicamente estamos ante un restyling, sin embargo el duro trabajo llevado a cabo por los ingenieros se oculta bajo la nueva carrocería. Decimos esto porque el Clase G estrena una arquitectura ligera de aluminio que le permite adelgazar hasta 170 kilos con respecto a su antecesor, además de contar con una suspensión más avanzada y unos propulsores más eficientes.

La máxima expresión de la deportividad viene de la mano de las variantes AMG, con sus habituales kits de carrocería ensanchados, las llantas de gran tamaño y las cuatro colas de escape tan características. Tanto en la generación pasada como en la presente el principal protagonista es un bloque V8 turboalimentado que supera los 500 caballos, asociado a unas cajas de cambio automáticas por convertidor de par. Aunque esto no ha cambiado mucho, sí lo ha hecho el tamaño del propulsor, pasando de los 5.5 a los 4.0 litros

No obstante, esa disminución de cilindrada no ha afectado en la potencia total, en términos negativos, ya que el Mercedes-AMG G 63 actual entrega 585 caballos y 850 Nm de par máximo, lo que supone una mejora si lo comparamos con los 571 CV y 760 Nm de la generación anterior. Llegados a este punto uno puede pensar que las diferencias entre ambos son mínimas y que sobre la pista no habría mucha distancia entre las dos variantes AMG, algo que estamos a punto de descubrir gracias a la drag race organizada en Rusia que ahora te presentamos. ¿Quién ganará?