Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Mercedes G500 4x4² Landaulet: el lujo más monstruoso, a cielo abierto

Esta preparación fusiona lo mejor del G500 4x4² de Brabus y del lujoso G650 Landaulet de Maybach para crear una máquina difícil de superar y totalmente disfrutable a cielo abierto.

Mercedes-g500-4x4-landaulet-portada

Que el Mercedes-Benz Clase G es un coche muy dado a la customización lo sabíamos todo el mundo. La casa Brabus nos ha acostumbrado a impresionantes modificaciones como el excesivo G63 6x6 o con versiones algo más “normales” como el también monstruoso G500 4x4². El otro lado de la balanza lo encontramos en las versiones de Mercedes-Maybach que con el G650 Landaulet ofrecieron una nueva definición del lujo dentro del clase G. Pero como en estos casos de coches lujosos y carismáticos siempre se puede ir más allá, ahora asistimos a una nueva vuelta de tuerca uniendo lo mejor de estos dos mundos.

Porque esto que tenemos delante es lo que ocurre cuando se decide fusionar un G500 4x4² con el Landaulet. Y aunque este es ligeramente distinto a la variante diseñada por Maybach sus creadores no se han limitado solo a cortar el techo de este Clase G. Los asientos traseros hechos a medida, eléctricos y reclinables se han colocado algo más atrás para dejar más aún espacio para las piernas manteniendo intacta la batalla del coche, al contrario de lo que sucedió con el Landaulet. El precio a pagar es que se pierde espacio de carga, aunque para un coche de estas características quizás sea lo de menos.

Así, para realizar la modificación que ha tardado 6 meses en realizarse, se ha tenido que cambiar el suelo del interior, los paneles laterales y por supuesto incluir un techo modificado. Todo acompañado de buenas cantidades de Alcántara. No hay, por el momento, techo de lona aunque puede incluirse si el propietario lo deseara aunque parece que para él es suficiente así.

Aunque se trata de un exclusivo monstruo no es el único G500 4x4² que se transforma para ser descapotable. El esquiador Jon Olsson también ha transformado su Clase G en un convertible con una cubierta de teca en la parte trasera y deshaciéndose de los pilares para crear un clase G totalmente descapotable.