Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Multado este conductor al tratar de simular tener un coche eléctrico

El suceso ha tenido lugar en Cataluña y seguramente provocó las risas de los agentes que se dieron cuenta de que en realidad el vehículo que estaba cargándose no era uno eléctrico, sino uno de combustión tradicional.

Falso-electrico-multa

La picaresca del conductor siempre ha existido y siempre existirá, especialmente a la hora de buscar un aparcamiento donde poder dejar tu vehículo y así evitar las continuas vueltas a la zona y todo ese tiempo perdido a la espera de que alguien se vaya. No obstante, en más de una ocasión te habrás encontrado con un sitio libre que has divisado a lo lejos, pero al acercarte era una plaza de minusválidos o de vehículos eléctricos.

Nos quedaremos con este último caso ya que en los últimos días se ha producido un caso muy curioso en la zona nordeste de nuestro país, concretamente en Lleida. Nos dirigimos hasta la calle Jaume II de Cappont para localizar al principal protagonista de esta historia, un Seat León FR de color azul que, como todos sabemos, no dispone de versiónes eléctricas en el mercado. Decimos esto porque cualquiera que pasase por la zona no se percataría que lo que estaba viendo no era un vehículo propulsado por electricidad, sino uno impulsado por un motor de combustión tradicional.

El principal motivo para pasar este dato tan importante por alto es que el propietario del compacto español decidió aparcar en una plaza reservada a todos aquellos modelos que necesitan recargar sus baterías, simulando una conexión entre el terminal de carga y la parte delantera de su coche. Desconocemos el tiempo que estuvo ‘conectado’ el León, pero finalmente la Guardia Urbana se dio cuenta de la pequeña trampa realizada por este conductor y le ha impuesto la multa correspondiente, tal y como recogen desde el diario Segre.

Como podemos ver en las imágenes publicadas por Asociación de los Componentes de la Guardia Urbana de Lleida, el conductor introdujo el cable de recarga en el hueco que separa el capó de la parrilla frontal del automóvil, con el conector oculto para que no se viera la ausencia de toma de corriente en el Seat. No sabemos la cuantía económica que se le ha impuesto a este conductor, aunque seguro que ya no se le pasa por la cabeza volver a repetirlo.