Marcas-seguros
Las 10 marcas de coches más caras de asegurar
Williams test no 1
Williams, cada vez peor: también se perderá el día 2 de test
Ford-focus-st-2019-01
Ford Focus ST 2019: Con más motor, es más ST
Alfa romeo collage
Todas las imágenes del nuevo Alfa Romeo C38 de 2019
Mini-clasico-electrico
Vuelve el Mini clásico, pero ¡100% eléctrico!

Nikola Two: Más de 2.000 CV con tecnología híbrida

El proyecto de camión híbrido desarrollado por Nikola Motors continúa avanzando con unas caracteristicas y una tecnología que en caso de concretarse supondrían todo un avance para el transporte por carretera. 

Nikola two bosch pr

Nos llegan nuevas noticias del camión híbrido que Nikola Motor Company está desarrollando y que al poco de su lanzamiento ya acumulaba más de 7.000 reservas como te contamos aquí.

Pues el proyecto continúa avanzando y ahora es Bosch quien se ha unido para el desarrollo del Nikola One y se ocupará del software y hardware del sistema de propulsión. 

La fecha de lanzamiento del Nikola Two está prevista para el año 2021 y ya te podemos adelantar algunos detalles como por ejemplo la cifra de potencia. Gracias a la utilización de seis motores eléctricos el Nicola Open generará 1.500 kW, unos 2.045 caballos y una elevada cifra de par de 5.000 Nm. A estos registros se añade una autonomía nunca vista: 1.900 kilometros que se consiguen gracias a un sistema alimentado por hidrógeno que proporciona una excelente eficiencia, ya que solo emite vapor de agua. Este ‘entendedor de autonomía’, como lo definen sus creadores, se cargará en unos 15 minutos. 

Otra característica del Nikola es el eAxle –que se podría traducir como eje eléctrico–, un sistema modular que en una sola pieza agrupa el motor, sistema eléctrico y transmisión y permite unas dimensiones compactas, que incluso se podrían acoplar en otro tipo de vehículo de diferentes tamaños.

Dada la complejidad técnica del Nikola Two es previsible que el precio final sea elevado aunque sus responsables aseguran que este coste de adquisición inicial más elevado se compensará gracias a un gasto por kilómetro inferior, entre un 20 y un 30% menos que en un camión diésel.