Radares-laser-dgt-2-2
Radares Velolaser, ¿dónde están?: Aquí tienes la ubicación de los 56 operativos
Horarios mundial
La Fórmula 1 cambia horarios por el fútbol… ¡pero lo peor podría llegar en Austria!
Alonso le mans victoria 2018 1
Las 10 claves de la victoria de Fernando Alonso en Le Mans
Sut 2018 marc marq 1615561
Honda garantiza el mismo trato a Toro Rosso y Red Bull
Audi-a1-2018-02
Audi A1 2018: Todo sobre el utilitario premium que se hizo grande

Dos niños idean el sistema de limpiaparabrisas más ecológico que existe

Se llaman Daniel y Lara Krohn y son dos hermanos alemanes que acaban de darle a Ford una idea magistral: aprovechar el aguar de la lluvia para los limpiaparabrisas.

Ninos-invento-limpias-ford

Hoy, jueves 22 de marzo, es oficialmente el día Mundial del Agua y Ford no podía encontrar un momento más idóneo para presentarnos su último invento: un sistema que almacena el agua de lluvia y lo reaprovecha para los limpiaparabrisas.

Suena cuanto menos ingenioso, ¿verdad? Pues lo han ideado por dos niños alemanes, Daniel y Lara Krohn de 11 y 9 años de edad, respectivamente. Ambos viajaban en el coche familiar una tarde cualquiera de verano cuando comenzó a llover. Conducía su padre, Gerd, pero cuando éste se decidió a accionar el limpiaparabrisas se dio cuenta de que no tenía agua. El depósito estaba vacío y sólo consiguió ensuciar más el cristal por el que tenía que ver.

"Fue un auténtico chaparrón –cuenta Daniel–, había agua por todas partes menos en el depósito del limpiaparabrisas. Mi hermana y yo pensamos que esto era muy divertido y, de repente, la respuesta nos pareció obvia: reutilizar el agua de lluvia". De vuelta a su casa, en Jülich –Alemania–, los dos niños se pusieron manos a diseñar un sistema que lograse precisamente eso, reaprovechar el agua de la lluvia para el depósito del limpiaparabrisas ¡y vaya si lo consiguieron!

"Para probarlo, desmontamos nuestro camión de bomberos de juguete, le pusimos la bomba a un coche –también de juguete– y lo probamos dentro de un acuario. Después añadimos un sistema de filtrado para asegurarnos de que el agua estuviese limpia. Funcionó muy bien", explica Lara, la hermana pequeña.

Poco después, la idea llegó a oídos de Ford quien dispuso un equipo de ingenieros para desarrollar el sistema en un prototipo a tamaño real primero, y después lo instalaron en un Ford S-Max de pruebas. ¿El resultado? Todo un éxito. "La idea de Daniel y Lara lleva décadas en las narices de los conductores, y ha hecho falta que un momento de ingenuidad lo haga realidad. En menos de cinco minutos de lluvia, el depósito del limpiaparabrisas se llena completamente", afirma Theo Geuecke, supervisor de Equipamiento de Chasis Exterior de Ford Europa.