Audi-rs-q3-portada
Los 400 CV del Audi RS Q3 2018 ya prueban el asfalto de Nürburgring
Sut french grand p 1632194
Sainz, ¿más cerca de McLaren con la marcha de Alonso?
Land-of-land-rovers-portada
Así es el viaje de Land Rover por el Himalaya en su 70 cumpleaños
Sut indianapolis 5 1485405
La IndyCar abre sus puertas a Fernando Alonso
Dodge-challenger-hellcat-redeye-portada
Dodge Challenger Hellcat Redeye: 808 CV para quemar el asfalto

OCU advierte: Los coches emiten más CO2 de lo que anuncian

La OCU junto a otras organizaciones europeas ha realizado algunos test de emisiones en vehículos nuevos y los resultados son concluyentes: El 41% de los analizados rebasa los límites de partículas y el 27% superan el límite legal de NOx. 

Emisiones-coches

Sin duda se trata de uno de los problemas sobre los que más se está escribiendo últimamente, la contaminación en las grandes ciudades causada por las emisiones de los vehículos. Hay que señalar que en el caso de las de CO2 los coches vendidos en la actualidad están homologados de acuerdo con la norma NEDC –New European Driving Cycle– o, los más nuevos, con el WLTP –New European Driving Cycle– .

Ambas normas simulan tanto una conducción urbana como interurbana. Sin embargo, según la OCU en el primer caso se pueden realizar en los coches una serie de “modificaciones” que permiten que el resultado sea mejor que si se realiza esta comprobación en un laboratorio independiente sin ningún tipo de cambio en el vehículo.  

Estas “modificaciones” que señala la OCU van desde la utilización de un lubricante especial, usar neumáticos más inflados hasta desconectar el alternador, por señalar algunos ejemplos. Esta es la razón principal por la que todos los modelos analizados por esta organización emiten más CO2 que los valores declarados.

Según la OCU las emisiones reales de los vehículos en carretera se multiplican por 5 respecto de los valores obtenidos durante la homologación. 

En cuanto a las emisiones de óxidos de nitrógeno y partículas, la actual norma en vigor (Euro 6) fija unos límites máximos de estos contaminantes, antes hubo otras menos estrictas.

Ante esta situación, la OCU, junto a otras organizaciones europeas han realizado los mismos test que fija la WLTP en un laboratorio homologado, en coches recién salidos del concesionario, sin modificar y los resultados con concluyentes: El 41% de los vehículos analizados rebasa los límites de partículas y el 27% superan el límite legal de NOx. 

En cuanto a los resultados en carretera son aún peores dado que actualmente las emisiones reales de los vehículos se multiplican por 5 respecto de los valores obtenidos durante la homologación y no hay ninguna norma que sancione este incumplimieto, hasta 2019, en el que las emisiones no podrán superar el doble del valor medido en el laboratorio. En 2021 deberán ser aún menores, no podrán superar en más del 50%. 

A este problema se añade el envejecimiento del parque móvil dado que estos vehículos emiten mucho más que los coches más nuevos. Se trata de un problema importante porque en España la edad media supera los 12 años. 

Las emisiones de los automóviles son las principales responsables de la calidad del aire en las ciudades y supone que según algunos estudios alrededor de 24.000 personas fallezcan de forma prematura por esta causa cada año. Son 20 veces más que las provocadas por los accidentes de tráfico.