Mercedes-cls-prueba-captura
Prueba Mercedes CLS 350d: Súper clase para cinco
Sut united states  1690152
Alonso: “Mi intención nunca fue correr todo el año en Indy”
Dovizioso motegi q 2018 1
Dovizioso se impone en la lucha por la pole en Motegi
Sut united states  1690109
Ni la lluvia evita que Hamilton domine los segundos libres en Austin
Emisiones co2
Los coches nuevos vendidos en 2018 ya emiten más CO2 que los de 2017

Los pedidos del Polestar 1 superan –y mucho– las expectativas de Volvo

El deportivo que se encargó de inaugurar la nueva gama de modelos eléctricos e híbridos de Volvo, los Polestar, también estuvo en Ginebra y con buenas noticias bajo el brazo.

Polestar-1-2020-1600-07

Debutó a mediados de octubre en un evento exclusivo para escasos invitados y quizá por ello, el Polestar 1 ha pasado algo inadvertido en una cita plagada de estrenos internaciones como el Salón de Ginebra 2018. No obstante, el primer modelo de la nueva marca de Volvo también estuvo presente en la muestra suiza donde conocimos incluso sus primeros datos comerciales.

Jonathan Goodmans, máximo dirigente de Polestar, se encargó de confirmar que el día 1 de marzo la nueva marca había abierto el periodo de reservas para este modelo y que su sorpresa había sido máxima cuando en los siete primeros días se habían encontrado ya con 6.000 pedidos en firme.

Según confirmó Goodmans, para acceder a esa lista de pedidos había que desembolsar unos 2.500 euros, algo que había animado a numerosos clientes a hacerse con un coche cuyo precio final es de 150.000 €, una cantidad cuanto menos elevada para un coche que –eso sí– nacía con la vocación de ser exclusivo. En los planes iniciales de la marca, no se contemplaba la posibilidad de producir más de 1.500 unidades anuales del Polestar 1 en la nueva planta del grupo Geely construida en la ciudad china de Chengdu.

En Polestar no quisieron ocultar su sorpresa y admiración ante el éxito de un modelo que –recordemos– cuenta con un chasis de construcción ligera y componentes en fibra de carbono –SPA–, suspensión adaptativa firmada por Öhlins, electrónica avanzada y una poderosa mecánica híbrida que asocia un motor 2.0 turbo de 342 caballos a otros dos eléctricos que elevan la potencia total a los 600 CV y el par máximo a los 1.000 Nm. Desde luego sus cifras son espectaculares y el diseño del coupé híbrido parece que también ha calado hondo entre sus potenciales clientes. El primer capitulo de Polestar como mara independiente no podía dejarnos mejor sabor de boca.