4893a811-bus-bends-bridge-
Este es el efecto de sobrecargar un puente con un autobús pesado
Sut japanese grand 1542616
Las cuentas de Hamilton para ser campeón en México
Skoda-fabia combi scoutline-2019-1600-01
Skoda Fabia Combi Scout: Aventura en familia
Gettyimages-1052698252
Llueve sobre mojado: Vettel volvió a fallar en un adelantamiento
Sin titulo
Este tráiler lleno de coches de cine es lo más llamativo del día

Phantom AI presenta su tecnología de conducción autónoma a la prensa, y acaban estrellándose

Se trataba de un ejercicio de presentación ante varios periodistas para comprobar por primera vez el funcionamiento de su prototipo. Sin embargo, el resultado final dejó en evidencia a más de uno…

Sin titulo

Todos estamos seguros de la llegada del coche autónomo de manera consolidada de cara al futuro sin que se produzcan fallos y con la confianza de que el sistema ofrece una seguridad garantizada. Sin embargo, a pesar de los intentos de algunos fabricantes por lanzar al mercado estas funciones en algunos vehículos, el sistema no está todo lo avanzado que debería y provoca algún que otro accidente.

Los casos más sonados han sido los provocados por el Autopilot de Tesla en diversas ocasiones con un final nada agradable para el usuario que ha desembolsado una importante cantidad de dinero por su vehículo eléctrico. El último en probar fortuna ha sido una compañía tecnológica que fabrica este tipo de tecnología para coches autónomos y cuyo nombre es Phantom AI.

Si recordáis hace unos años hubo un suceso muy comentado en el que Volvo era el principal protagonista al presentar su tecnología de frenado automático ante la prensa con las terribles consecuencias que ya conoceréis. Pues bien, este ha sido un caso parecido ya que los fundadores de la compañía, Hyunggi Cho y Chan Kyu Lee, invitaron a los chicos de TechCrunch para demostrar lo fiable que era su sistema.

Mientras iban a bordo de un Hyundai Genesis, un camión que circulaba unos metros más adelante pierde uno de sus bidones en plena carretera provocando una frenada brusca en el coche que le seguía. El sistema debía de haber detectado este movimiento y así detener el vehículo de manera autónoma, pero… ya os imagináis cual fue el resultado.

A favor de estos chicos diremos que, según ellos, el culpable fue la desactivación voluntaria del sistema de frenado de emergencia debido a las falsas alarmas que estaba dando anteriormente. No sabemos si se hubiera evitado, pero sí que debéis ver el documento al completo.