Itv escape
7 bulos sobre la ‘nueva ITV’ que debes tener en cuenta
998877
Rosberg se confiesa: Ferrari intentó ficharle
Bmw x7
BMW X7: Desvelado el nuevo coloso de Múnich
Gettyimages-156755703
Horarios y cómo ver el Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1 y el resto de competiciones
Seat fabrica
Seat bate récord de ventas… gracias al mercado alemán

Plan VEA: 16,6 millones para ayudas a la compra de ‘eléctricos y alternativos’

Tras el PIVE y el MOVEA llega un nuevo plan de ayudas para el coche eléctrico llamado VEA –Vehículos Eléctricos y Alternativos– destinado a incentivar la compra de vehículos "sostenibles y eficientes". 

Carga-coche-electrico

Se llama VEA –Vehículos Eléctricos y Alternativos– y es el nuevo plan de apoyo a los llamados coches ecológicos que planea el Gobierno. Tendrá una dotación de 16,6 millones de euros que saldrán de los Presupuestos Generales del Estado para 2018 –PGE– que sin embargo también incluyen una partida aparte de 50 millones de euros más destinada al apoyo "de una movilidad energéticamente sostenible y eficiente" según publica Europa Press.

Además de incentivos a la compra, otro de los aspectos en los que trabaja el Gobierno es en el de las infraestructuras para crear una red de puntos de carga más amplia. De hecho los objetivos son ambiciosos dado que en dos o tres años la red de recarga no será un problema, aseguran desde la Administración. 

Este nuevo Plan VEA estará disponible a partir de junio con una cuantía de 16,6 millones de euros para incentivar la compra de vehículos eléctricos, pero también los de gas licuado del petroleo –GLP–, gas natural comprimido –GNC– y licuado –GNL– y motos eléctricas. Sin embargo todavía no se ha detallado ni la cuantía de las mismas ni si serán las mismas para todos los vehículos. 

 Además de incentivos a la compra, otro de los aspectos en los que trabaja el Gobierno es en el de las infraestructuras para crear una red de puntos de carga más amplia. 

Por otro lado también se ha presentado el denominado Mecanismo Conectar Europa –MCE–, un proyecto español que con una dotación de 3,52 millones de euros planea instalar, desde ahora hasta 2020, 58 puntos de recarga rápida para vehículos electricos a los largo de los llamados corredores ibéricos de la UE que transcurren por el Mediterráneo y Atlántico. 

Junto a este proyecto destaca otro llamado E-Via Flex-E cofinanciado por la Comisión Europea con hasta 3,34 millones de euros y que prevé la instalación de puntos de recarga ultra rápida –desde 150 a 350 kilovatios– en 14 lugares en países del sur de Europa repartidos de la siguiente forma: 8 en Italia, 4 en España –en gasolineras de Repsol– y 2 en Francia.