Apoyo-ciudades-espaas-01
La OCU contra las etiquetas de la DGT:  No siempre un ‘Eco’ o ‘Cero’ contamina menos
Aleron delantero
Tost, asombrado con el alerón delantero de Ferrari: “Al menos, les da medio segundo”
Audi-rs-q4-01
Audi RS Q4: Con toda la garra y el tamaño justo
Caja de cambios
La FIA trabaja en cajas de cambio estándar para 2021
Lamborghini-terzo-millenio
El primer Lamborghini híbrido llegará en el Salón de Frankfurt 2019

¿Es legal prohibir la venta de coches de combustión en 2040? La UE tiene dudas

Lo anunció el Gobierno hace escasas semanas y ahora parece que la Unión Europea se está planteando su legalidad. Así está la situación. 

venta coches

Ha sido sin duda una de las noticias más polémicas de los últimos años en relación con la llamada nueva movilidad. Como te contamos aquí, el Gobierno se estaba planteando prohibir la venta de coches gasolina, diésel e híbridos a partir del año 2040.

Pues ahora desde la Unión Europea, según ha confirmado el comisario europeo de Acción por el Clima y la Energía Miguel Arias Cañete, la Comisión Europea analizará si la prohibición de vender en España coches con emisiones de dióxido de carbono –CO2– desde 2040 es “conforme o no” con la normativa , es decir si es legal, según ha declarado en una entrevista a La Tribuna de la Automoción que recoge Europa Press

En Europa ahora el debate se centra en el porcentaje de reducción de las emisiones de CO2. 

Según el comisario esta contundente medida anunciada por el Gobierno no se ha anunciado en ningún otro país. De hecho, el propio Comisario ha asegurado que “habrá sectores en los que el motor de combustión interna deberá seguir y los fabricantes tendrán que ver como cumplen los objetivos de emisiones”. Asimismo Cañete ha confirmado que desde la Comisión no se plantean prohibiciones a la venta de vehículos y no están a favor de proponer “medidas concretas drásticas”. 

En Europa ahora el debate se centra en el porcentaje de reducción de las emisiones, en si se establece un objetivo de rebajarlas en un 35 o un 45% en un plazo de actuación hasta el 2050.

También se están fijando unos objetivos concretos en lo referente a los puntos de recarga. En concreto 2,8 millones que serían públicos y se instalarían en gasolineras.