Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

PSA se pone al día: toda su gama está ya homologada en WLTP

Los coches de Peugeot, Citroën, DS, Opel y Vauxhall están ya homologados y disponible para los clientes bajo este nuevo ciclo que entrará en vigor con la llegada del mes de Septiembre.

Psa-consumos-portada

El grupo francés PSA ha confirmado que todos sus turismos de las marcas Peugeot, Citroën, DS, Opel y Vauxhall ya se han puesto al día y están homologados bajo el nuevo protocolo WLTP (Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure) que entrará en vigor este mismo sábado y que supondrá un importante cambio a la hora de medir el consumo de los coches.

Según Gilles Le Borgne, Director de Calidad e Ingeniería de Groupe PSA: esta rápida puesta al día se debe a las elecciones tecnológicas tomadas con anterioridad para tratar las emisiones contaminantes “como el SCR lanzado en 2013 en nuestros motores diésel y, más recientemente, el GPF en motores de gasolina de inyección directa”. Y es que no es ninguna novedad ver cómo el grupo francés trata de medir de manera “real” el consumo e incluso emisiones de sus coches como ya se ha podido ver desde hace unos años.

Según aseguran se trata de un primer paso ante la Euro 6.d-Temp, que será aplicable a partir de septiembre de 2019. Una futura normativa que medirá también las emisiones contaminantes (como el NOx y el número de partículas) y siempre bajo condiciones reales de conducción por carreteras abiertas.


Los vehículos del grupo homologados con el ciclo WLTP ya están disponibles para su venta. Un protocolo que, recordemos, tiene como objetivo ofrecer unas cifras más realistas de consumo y emisiones en comparación con el desfasado NEDC. Para ello se somete a los coches a una medición más rigurosa, variada y larga, con un arco de velocidades más amplio, y todo bajo una conducción en condiciones reales y adaptada a cada vehículo.