Replicas-chinas-superdeportivos (1)
Los superdeportivos más exclusivos tienen réplicas chinas en marcha realmente fieles
Sainz declas cope
Sainz, sobre el McLaren de 2019: “Todo es nuevo, hay ganas de probarlo”
Vw-transporter-abt-delantera
Volkswagen e-Transporter by ABT: La furgoneta más electrizante
Presentacion ferrari 2019 1
Ferrari muestra el SF90: la esperanza de Maranello para el asalto al título
Ev
El Gobierno aprueba el Plan MOVES con ayudas para la compra de vehículos eléctricos

Este fue el primer accidente mortal de coche de la historia

Desgraciadamente la evolución del automóvil no ha sido todo lo fácil que podríamos imaginar y en paralelo a ésta se han producido accidentes. ¿Cuál fue el primero con una víctima mortal? 

Primera-victima-mortal

La historia del automóvil esta llena de sucesos y los accidentes de tráfico por desgracia han ido parejos a su evolución, aunque afortunadamente la llegada de tecnología cada vez más avanzada, entre otras variantes, ha propiciado cifras cada vez más bajas.

Desde Quo nos proponen esta curiosa pregunta: ¿Quién fue la primera víctima mortal de un accidente de tráfico? ¿en qué circunstancias se produjo? ¿cómo, cuando y por qué ocurrió?

La primera víctima documentada que murió en un accidente de tráfico fue una mujer. 

La protagonista de esta luctuosa historia se llamaba Mary Ward, porque según parece la primera víctima mortal fue una mujer, que viajaba en un vehículo propulsado por vapor y se cayó en una curva, el coche pasó por encima y la mató. El suceso ocurrió en 1869 y visto a día de hoy puede resultar de lo más sorprendente, por aquello de 'caerse' del coche, si bien hay que tener en cuenta la casi total ausencia de carrocería en los primeros coches.   

Según relatan desde Quo, poco después, en 1896, un automóvil propulsado a gas atropelló a otra mujer, ocurrió en Londres. 

Por último, la primera persona en morir en un accidente de coche con motor de combustión fue Henry Linfield, quien falleció en Inglaterra en 1898 tras perder el control de su vehículo.

Vía: Quo.es