Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Roban este Ferrari 288 GTO tras realizar una prueba de conducción

El ladrón se hizo pasar por un comprador de clásicos y en plena prueba del modelo italiano aprovechó un momento de despiste del propietario para huir con el coche. Afortunadamente, la policía ha conseguido recuperar el GTO.

48738642 403

Cuando tienes en tu poder uno de los deportivos más deseados del planeta y te quieres desprender de sus bonitas curvas, tal vez te cueste dejárselo a cualquiera que se interese por él, para que este pueda comprobar por sí mismo el comportamiento del coche en carretera. Por regla general nunca suele pasar nada extraño, aunque en otras ocasiones desearías no haber cedido las llaves.

Decimos esto porque en los últimos días ha sucedido un episodio de muy mal gusto en Alemania y su principal protagonista ha sido un Ferrari 288 GTO de 1985. Hablamos de un ejemplar valorado en nada menos que 2 millones de euros, del que apenas se construyeron 272 unidades para circular por carretera, siendo este el Cavallino Rampante que tuvo en sus manos el expiloto de Fórmula 1 Eddie Irvine. Afortunadamente, el deportivo italiano ya está localizado, aunque aún falta por resolver la otra parte del problema.

Decimos esto porque la policía de Dusseldorf encontró al llamativo modelo de Maranello en un garaje situado en la pequeña ciudad de Grevenbroich, tras haber sido robado hace unos días durante lo que se presentaba como una prueba de conducción cotidiana. Al parecer, tal y como informan desde DW, el ladrón se hizo pasar por un comprador de vehículos clásicos y organizó una cita con su dueño, la cual trascurrió sin sobresaltos hasta que el sospechoso, en el momento de intercambiar de conductor, dejó al propietario tirado y se fugó a toda velocidad con el GTO. 

A pesar de haber encontrado el coche, como decíamos antes, los agentes siguen detrás de la pista de la persona encargada de perpetrar el robo, pidiendo colaboración ciudadana para tratar de capturar a este falso comprador de clásicos. Recordemos que debajo del capó del GTO se ubica un bloque V8 turboalimentado de 2.8 litros con una potencia de 400 caballos y un par máximo de 495 Nm, trasmitidos a las ruedas traseras a través de una caja de cambios manual de cinco relaciones.