Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

¿Se pueden reparar las llantas?

Desafortunadamente una o varias ruedas de tu coche han sufrido un impacto y la llanta se ha visto dañada. ¿Es posible su reparación? ¿hay que optar por una nueva? 

Reparacion-de-llantas-1170x500

Las llantas son uno de los componentes del vehículo que se ven sometidos a más esfuerzos y además son fundamentales en la seguridad. En ocasiones debido a su exposición a estos esfuerzos y acciones sufren daños. Por eso surge una duda, ¿se deben reparar o no en conveniente? Desde BTM, el blog del taller mecánico, nos ofrecen algunos consejos en este sentido. 

Las llantas son uno de los componentes más atractivos de los vehículos pero no solo cumplen una función visual, dado que tienen un papel muy importante en la seguridad. Por eso, si sufren daños en una colisión, deben restaurarse correctamente o sustituirse para garantizar la misma seguridad previa al accidente en nuestro coche. De hecho son un cruciales para la integridad de un vehículo. Por todo ello la seguridad debe considerarse como prioritaria en la decisión de reemplazo o reparación de las llantas, no el precio.

¿Qué hay que revisar respecto a las llantas si el vehículo ha estado involucrado en una colisión?
Resulta imprescindible realizar una evaluación inspeccionando si hay daños visibles como pueden ser abolladuras, grietas, grietas, daños laterales y radiales. También si hay bultos y daños en el flanco, talón y hombro del neumático. Una vez analizados los daños se puede tomar la decisión del cambio o la reparación, aunque no solo conviene revisar estos aspectos en una colisión. Golpes contra un bordillo o un bache también pueden provocar daños en las llantas.

Los golpes contra un bordillo o un bache pueden provocar daños importantes. 

Como apuntan los especialistas las reparaciones de llantas son adecuadas solo en el caso de que los daños sean superficiales. En este caso deben limitarse al lijado, reparación de daños leves y la sustitución de recubrimientos de pintura. Por otro lado, si los daños son tan graves que una reparación no es capaz de garantizar las condiciones de seguridad iniciales deben reemplazarse.

En este sentido también debe aclararse que existen 4 tipos principales de llantas y sus características de cara a la reparación difieren. Resulta imprescindible analizar el tipo de llanta para estimar estimar el coste de reparar cualquier daño.

1.- Llantas de acero: Este material es muy duradero y puede durar muchos años. Si por ejemplo están dobladas, se debe recurrir a un profesional para que evalúa su posible reparación. Por lo general, se pueden arreglar.

2.- Llantas cromadas: Reparar las llantas de cromo dañadas puede requerir lo que se conoce como arenado y repintado, lo que generalmente es bastante costoso. Muchas veces es más rentable comprar una llanta de cromo de repuesto.

3.- Llantas de aleación de aluminio: Están fabricadas a partir de una aleación de aluminio y son las más habituales en los vehículos nuevos. Por lo general, están pintadas y, a menudo, también tienen una capa transparente. Si están dobladas, su reparación puede ser difícil y la seguridad no queda 100% garantizada. Si sólo se han rayado o raspado, se pueden lijar y repintar.

4.- Llantas revestidas de plástico: El revestimiento de plástico puede dar el aspecto como si se tratase de llantas de cromo, pero es mucho más ligero (y barato) para el fabricante. Desafortunadamente, normalmente no es posible reparar el plástico dañado. En su lugar se puede optar por reemplazar toda la rueda o intentar quitar y cambiar el revestimiento de plástico (lo que no siempre es posible).

En definitiva, si el vehículo ha estado involucrado en un accidente, o ha sufrido golpes con un bordillo, bache u otro obstáculo que haya podido dañar las llantas –una o varias– hay que acudir a un taller mecánico de confianza para que verifique los daños. Una vez analizados estos, se podrá recomendar el cambio o la reparación si es posible.