Lynk co-01 update-2019-1600-02
Lynk & Co 01 2019: Mirando a Europa
Gettyimages-1142381699
Lando Norris destaca la ayuda de Alonso desarrollando el McLaren: “Es beneficioso para todos”
Lamborghini-huracan-modificaciones-coche-rallys-01
Te presentamos al Lamborghini Huracán más singular del año
Rsz gettyimages-1142312884
Oscar Haro arroja algo de luz en el peculiar culebrón de Honda
Audi-s5 coupe tdi-2019-1600-02
Audi S5 Coupé y Sportback 2019: Dando la bienvenida al diésel

Seat enfrenta el León X-Perience a un caballo, ¿quién ganará?

Con motivo del inicio del Concurso de Saltos Internacional en el Real Club de Polo de Barcelona, la marca, patrocinadora oficial, averiguó con este vídeo qué pasaría en una carrera entre el animal y el vehículo.

Cordat Z es un caballo alemán de 1,84 metros de altura y 700 kilogramos.

El Real Club de Polo de Barcelona acoge desde ayer y hasta el domingo 27 el Concurso de Saltos Internacional, una de las competiciones de salto ecuestre regidas por la Federación Ecuestre Internacional. Para promocionar su condición de vehículo oficial del evento y su recién ampliado patrocinio de la entidad deportiva, Seat organizó esta semana un particular desafío en sus cuadras que muestra con este vídeo.

Virginia, la amazona protagonista de la secuencia, compite con el caballo alemán Cordat Z de 1,84 metros de altura y 700 kilogramos de peso contra el Seat León X-Perience. Frente a cada uno se extiende un circuito de cinco obstáculos. El familiar español debe revalidar en este duelo las virtudes de su sistema 4Drive de tracción en las cuatro ruedas.

Seat no revela qué motor se esconde bajo el capó del León, pero le permite mantener un ritmo similar al de Cordat Z a pesar de que el equino está más preparado para estas competiciones. Coche y caballo llegan casi a rozarse en un punto determinado de la carrera, si bien la aproximación no perturba la concentración de Virginia ni la del conductor.

Pese a las diferencias entre el caballo y el vehículo, el reto acaba con ambos alcanzando la meta prácticamente de forma simultánea. El mérito es de los cuatro, incluidos quienes los domaban con gran destreza. El resto de detalles, en el vídeo a continuación: