Replicas-chinas-superdeportivos (1)
Los superdeportivos más exclusivos tienen réplicas chinas en marcha realmente fieles
Sainz declas cope
Sainz, sobre el McLaren de 2019: “Todo es nuevo, hay ganas de probarlo”
Vw-transporter-abt-delantera
Volkswagen e-Transporter by ABT: La furgoneta más electrizante
Presentacion ferrari 2019 1
Ferrari muestra el SF90: la esperanza de Maranello para el asalto al título
Ev
El Gobierno aprueba el Plan MOVES con ayudas para la compra de vehículos eléctricos

Seat enfrenta el León X-Perience a un caballo, ¿quién ganará?

Con motivo del inicio del Concurso de Saltos Internacional en el Real Club de Polo de Barcelona, la marca, patrocinadora oficial, averiguó con este vídeo qué pasaría en una carrera entre el animal y el vehículo.

Cordat Z es un caballo alemán de 1,84 metros de altura y 700 kilogramos.

El Real Club de Polo de Barcelona acoge desde ayer y hasta el domingo 27 el Concurso de Saltos Internacional, una de las competiciones de salto ecuestre regidas por la Federación Ecuestre Internacional. Para promocionar su condición de vehículo oficial del evento y su recién ampliado patrocinio de la entidad deportiva, Seat organizó esta semana un particular desafío en sus cuadras que muestra con este vídeo.

Virginia, la amazona protagonista de la secuencia, compite con el caballo alemán Cordat Z de 1,84 metros de altura y 700 kilogramos de peso contra el Seat León X-Perience. Frente a cada uno se extiende un circuito de cinco obstáculos. El familiar español debe revalidar en este duelo las virtudes de su sistema 4Drive de tracción en las cuatro ruedas.

Seat no revela qué motor se esconde bajo el capó del León, pero le permite mantener un ritmo similar al de Cordat Z a pesar de que el equino está más preparado para estas competiciones. Coche y caballo llegan casi a rozarse en un punto determinado de la carrera, si bien la aproximación no perturba la concentración de Virginia ni la del conductor.

Pese a las diferencias entre el caballo y el vehículo, el reto acaba con ambos alcanzando la meta prácticamente de forma simultánea. El mérito es de los cuatro, incluidos quienes los domaban con gran destreza. El resto de detalles, en el vídeo a continuación: