Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Aumentan las multas municipales: Ya suponen más de la mitad del total en Madrid, Valencia y Cataluña

Los Ayuntamientos cada vez multan más a los conductores. Así lo refleja este informe de la OCU. 

Gettyimages-124067501

Según la Dirección General de Tráfico, el exceso de velocidad y el consumo de alcohol son los responsables de más de la mitad de los accidentes mortales de tráfico. Otras actitudes peligrosas son las distracciones, especialmente por el uso del móvil, y no utilizar el cinturón de seguridad. Estos datos se extraen de una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios OCU realizada a 1.125 conductores de entre 25 y 79 años. 

Según esta encuesta, el 52% de conductores admite que supera los 110 km/h en carreteras secundarias (donde la velocidad máxima permitida es de 90 Km/h), un 43% de ellos reconoce que ha conducido tras haber bebido algo de alcohol (un 6% lo hizo habiendo bebido bastante); otro 12% señala que no se pone el cinturón en trayectos cortos y uno de cada cuatro indica que usa el móvil al volante, ya sea para realizar o responder una llamada (24%), escribir o leer un wasap o manipular el navegador instalado en el teléfono (17%).

El 52% de conductores admite que supera los 110 km/h en carreteras secundarias (donde la velocidad máxima permitida es de 90).

Otras conclusiones son que hay diferentes comportamientos según la edad del conductor. Así, el 49% de los varones de entre 25 y 39 años encuestados fueron multados en el último año, mientras que apenas lo fueron el 19% de las mujeres de la misma edad. Además, entre los mayores de 60 años, la siniestralidad es igualmente alta.  

Este informe también señala cuál es la multa más frecuente durante los últimos 5 años. Se trata del exceso de velocidad y el coste medio es de 132 euros. En segundo lugar están las sanciones por mal aparcamiento. El ranking se completa con las impuestas por entrar en alguna zona urbana restringida para residentes y las originadas por saltarse un semáforo. 

Llama la atención que las multas relacionadas con el consumo de alcohol y el uso del móvil mientras se conduce apenas suman el 2% del total así como que el número de sanciones en carreteras secundarias representen tan solo el 26%, cuando entre ambas suman el 55% de los fallecidos en accidente de tráfico. Según la OCU esto se debe a que no hay sufiente control en este tipo de vías, por lo que se debería ejercer una mayor vigilancia en las carreteras convencionales y sobre comportamientos especialmente peligrosos como los relacionados con el alcohol o la utilización del móvil. 

También apuntan desde esta organización que más que incrementarse la cuantía económica de las multas, se debería aumentar la pérdida de puntos. 

Existe un fin recaudatorio por parte de los Ayuntamientos, sobre todo desde la introducción de la fórmula de reducir hasta el 50% el importe por pronto pago. 

Este informe también hace alusión a las multas que se imponen por la restricción del tráfico en centro de las ciudades y las limitaciones para aparcar. Han aumentado de forma considerable y las que se refieren al aparcamiento en zonas restringidas suponen ya más de la mitad de las que reciben los conductores que residen en las Comunidades de Madrid, Valencia y Cataluña. 

Este tipo de sanciones tienen una influencia mínima sobre la seguridad vial lo que hace pensar en un fin recaudatorio por parte de los Ayuntamientos, sobre todo desde la introducción de la fórmula de reducir hasta el 50% el importe por pronto pago, que desincentiva al conductor a iniciar cualquier reclamación incluso cuando considera que la sanción es injusta. De hecho, según la encuesta de OCU, solo el 8% de las multas fueron recurridas y entre estas en el 37% de los casos se le dio la razón al conductor.

Ante esta situación desde la OCU proponen: 

1.- Aumentar las medidas de control en las carreteras convencionales, dado que es donde se contabiliza un mayor número de fallecidos. Se aboga por más presencia policial y más radares en las zonas de alta siniestralidad. También se debería mejorar el firme.

2.- Equiparar la retirada de puntos entre las conductas más temerarias. Esto es, que el uso del móvil al volante suponga la retirada de 6 puntos del carné, tal y como sucede con las sanciones por alcoholemia o exceso de velocidad.

3.- Contar con recursos para incrementar las campañas de educación en este ámbito.