Cetraa
Las 5 claves del libro de taller online: ¿Fin del fraude en la compra de vehículos usados?
Sophia forsch portada
Conoce a Sophia Florsch
venta coches
¿Es legal prohibir la venta de coches de combustión en 2040? La UE tiene dudas
Tatiana formula e
El test femenino de la Fórmula E ya conoce a sus integrantes
V.electrico fondo alta rgb 2017
Un punto de carga cada 100 km: Llega ‘el plan más ambicioso para la movilidad eléctrica’

Tecnología C-V2X: Los vehículos podrán comunicarse “con todo” para 2020

Una empresa americana está detrás de una tecnología que promete revolucionar el futuro del automóvil y de la industria. Según ellos, en apenas unos años los vehículos podrán comunicarse con todo aquello que les rodea.

Autonomo-coche

Si hace 20 años alguien nos dice que el vehículo autónomo iba a ser uno de los pilares centrales del mundo del automóvil quizás más de uno pensaría que dicha afirmación era un tanto descabellado. Y si ahora te decimos que dichos productos serán capaces de comunicarse con el entorno que les rodea, podrás pensar lo mismo.

En Estados Unidos encontramos una compañía denominada Qualcomm que tiene las ideas muy claras y está convencida de todo esto que estamos hablando. Tal es así que dicha firma tecnológica asegura que la tecnología C-V2X permitirá que los vehículos sean capaces de ‘hablar’ y comunicarse “básicamente con todo”. Y no hablan de un futuro muy lejano sino más bien de todo lo contrario ya que los planes pasan por introducir este concepto en 2020.

Para que todo esto se convierta en realidad, la asociación que reúne a las empresas de fabricantes de equipos originales de automóviles y proveedores, fabricantes de chips, compañías de telecomunicaciones y operadores de carreteras, denominada 5G Automotive Association (5GAA), está trabajando para perfeccionar esta tecnología que hará posible “el automóvil del mañana”.

La idea pasa por convertir al vehículo en un centro de sensores que le permitirá comunicarse con el entorno que le rodea. Es decir, con los automóviles (V2V), peatones (V2P), infraestructura (V2I) y con la nube a través de la red móvil (V2N). De esta forma, el automóvil será capaz de ‘ver’, predecir y anticiparse, así como evaluar la situación en la que se encuentra en cada momento y ‘tomar’ decisiones por sí mismo, todo ello gracias a una visión 360 grados de la carretera, proporcionada por la citada tecnología C-V2X. 

En palabras del director de Desarrollo de Qualcomm, Eloy Fustero: “El sector se encuentra en un momento de comprobar lo que funciona y lo que no, de experimentar y detectar áreas de mejora, para que, en el momento de su despliegue, estas innovaciones ofrezcan al usuario final sus máximas bondades ya testadas y maduradas antes de llegar al mercado.”