Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

¿Cómo influye la temperatura del aceite en el motor?

¿Qué función tiene el aceite del motor durante los arranques? ¿cómo se lubrica el propulsor en estas circunstancias? 

Temperatura-del-aceite-en-el-motor-1110x444

Un arranque en frío es una de las cosas más traumáticas que pueden ocurrirle a un motor, dado que durante los primeros minutos que está funcionando, está virtualmente ciego, tiene mala circulación y está saturado de agua. Para corregir esta situación está el llamado módulo del motor, que tiene el objetivo de que el bloque alcance la temperatura rápidamente para poder controlar las emisiones. El aceite en el cárter juega un papel crítico en este proceso, tal y como señalan en BTM, el Blog del Taller Mecánico de Iberisa. 

Cuando se arranca vehículo, el motor está funcionando en su punto más rico de mezcla para hacer posible la combustión. De hecho durante los primeros minutos el sensor de oxígeno aún no está activo y el propulsor está haciendo una “estimación” en cuanto a la relación aire / combustible utilizando las temperaturas del refrigerante y la admisión de aire. Por eso, durante algunos arranques en frío, la relación aire / combustible puede bajar a 9: 1 o incluso menos.

El aceite de motor moderno cuando está frío, fluye de cinco a seis veces mejor que cuando está caliente. 

En estas circunstancias el combustible tiende a quedarse en las gotitas y no se vaporiza. Además, las gotas grandes pueden no quemarse completamente y el carburante podría lavar el aceite del motor de los lados del cilindro y causar cierto desgaste.

Asimismo, el combustible también puede entrar en el aceite y diluir el fluido en el cárter algo que empeora con el motor frío por las holguras entre pistones, anillos y cilindros que son mayores.

En este contexto una condición rica de mezcla significa menos oxígeno, mientras que una pobre significa oxígeno excesivo. En el primer caso el módulo de control de potencia quiere sacar la mezcla de combustible, pero no puede hacer esto cuando el motor está frío y menos oxígeno en la corriente de escape significa que no hay suficiente para que funcionen los catalizadores, por lo que no se pueden controlar las emisiones. Este es también el momento más duro para el catalizador y de hecho pueden producirse mayores daños en los llamados núcleos. 

Una vez que los sensores de oxígeno están en funcionamiento, pueden controlar las relaciones aire / combustible. En los últimos 25 años, estos han mejorado su capacidad de calentamiento en menos tiempo utilizando mejores diseños de celdas de bombeo, cerámica y calentadores. También han ayudado a reducir los tiempos de calentamiento al hacer que el aceite y el refrigerante alcancen la temperatura más pronto.

Esto se logra con un mejor funcionamiento evitando dañar el motor debido a la ignición previa o al exceso de combustible que pasa por los anillos del pistón y entra en el cárter.

¿Cómo funciona el aceite a medida que varía la temperatura del motor?

El aceite de motor moderno hace un 'truco' durante el arranque. Cuando está frío, fluye de cinco a seis veces mejor que cuando está caliente. También es más delgado y se puede bombear fácilmente a las partes superiores del motor para lubricar los cojinetes de los árboles de levas. También transfiere calor en menos tiempo porque se mueve más rápido en el motor y fluye en áreas del propulsor que se calientan rápidamente en comparación con el refrigerante.

A medida que el aceite se calienta a temperaturas de operación, se va volviendo menos y puede proteger el motor mejor que un aceite a temperaturas más bajas. También puede absorber más calor. Esta extraordinaria tarea se realiza con una composición química muy avanzada en la composición de base del aceite y en el paquete de aditivos.

La condensación puede acumularse si el motor nunca se calienta completamente debido a viajes cortos o a un fallo técnico. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los ingredientes que hacen posible la viscosidad múltiple del lubricante tienen una vida limitada dentro del motor y se descomponen debido al tiempo, la temperatura y las fuerzas mecánicas. Por eso, sino se cambia con regularidad, podría hacer lo contrario y volverse espeso al arrancar y adelgazar cuando el motor está a la temperatura de funcionamiento.

¿Qué pasa si hay agua de condensación en el motor?

El aire de condensación contiene agua, cuya cantidad en la atmósfera puede cambiar debido a la presión barométrica y la temperatura. Así, el agua puede caer del aire si entra en contacto con una superficie en el motor que está en el punto de rocío o más bajo.

Esta condensación o agua líquida puede entrar en el aceite. Las moléculas de agua pueden incluso combinarse con subproductos de la combustión para formar compuestos como el ácido sulfúrico que puede dañar el motor.

Los ingredientes que hacen posible la viscosidad múltiple del lubricante tienen una vida limitada. 

La condensación se evapora durante el funcionamiento normal porque el agua tiene un punto de ebullición de 100 °C y el aceite tiene una temperatura de funcionamiento entre 105 y 108 °C. En este sentido el agua puede acumularse si el motor nunca se calienta completamente debido a viajes cortos o a un fallo.

Esto ocurrio recientemente en algunos vehículos de Mercedes, quien aclaró que a veces el cuadro de instrumentos mostraba una advertencia de que el nivel de aceite era demasiado alto en algunos vehículos. En todos los casos había un denominador común, los propietarios usaban sus automóviles solo para viajes cortos, lo que provocaba que el agua se acumulase lo suficiente en el cárter como para activar el sensor de nivel de aceite. La solución para el problema fue reducir el intervalo de cambio de aceite, dado que el lubricante que no alcanza regularmente las temperaturas de funcionamiento puede convertirse en lodo que se acumula en el motor.