Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Así es el ‘Nürburgring’ que ha levantado Toyota en Japón

La firma automovilística se ha construido unas instalaciones muy avanzadas para desarrollar sus futuros modelos y adaptarlos a los gustos europeos, incluyendo una pista que trata de imitar algunos tramos del popular Infierno Verde.  

Toyota-nurbur-japon

Si tenemos que destacar uno de los ingredientes comunes de la mayoría de fotografías que nos envían nuestros espías de todos aquellos coches a los que ‘capturan’ en su etapa de desarrollo ese es, sin duda, el popular circuito alemán de Nürburgring Nordschleife. Con sus 20,8 kilómetros de pista, las 73 curvas y un desnivel de 300 metros de altura, es el escenario ideal para poner a punto los nuevos modelos de los principales fabricantes automovilísticos. 

Las firmas europeas no tienen ningún problema en acudir al Infierno Verde, aunque las asiáticas como, por ejemplo, Toyota no pueden decir lo mismo debido a la distancia con Japón. Es por ello que el fabricante nipón ha decidido poner solución al asunto creando un centro de investigación y desarrollo muy avanzado que incluirá un trazado inspirado en el famoso circuito alemán, con una longitud de 5,3 kilómetros, un desnivel de 75 metros y varios tramos revirados en los que se mezclan curvas de todo tipo. 

Ubicado entre las ciudades japonesas de Toyota y Okazaki, el Toyota Technical Center Shimoyama se ha construido en medio de una zona montañosa que guarda cierta similitud con el entorno verde que rodea al Nordscheleife. El objetivo principal de la marca es poner a disposición de sus ingenieros un entorno donde poner probar todos y cada uno de sus nuevos modelos, ayudando en las labores de desarrollo con varios trazados que mezclan “una amplia gama de curvas que simulan una variedad de carreteras europeas”.

Pero no solo habrá un circuito de cinco kilómetros sino también distintas pistas de pruebas e incluso un anillo de alta velocidad, todo ello bajo una superficie que se extiende a lo largo de 650 hectáreas y en la cual están trabajando a día de hoy un total de 50 personas, aunque esta cifra puede aumentar ostensiblemente hasta los 3.300 empleados, siendo el 90% de ellos personal dedicado a las labores de desarrollo, pruebas y evaluación de vehículos. No obstante, aún no está terminado por lo que tendremos que esperar al 2023 para ver finalizadas las obras.

En palabras del presidente de Toyota, Akio Toyoda: “Tenemos la intención de perfeccionar a fondo cada uno de nuestros modelos y desarrollar ese  tipo de vehículos que personifica la verdadera alegría de conducir. Continuaremos haciendo todo lo posible para sacar una sonrisa a nuestros clientes, independientemente de la forma que adopten los automóviles en el futuro.”